La crisis comienza a afectar Camboya


Hace algunos meses un funcionario camboyano decía con un aire de satisfacción que la crisis mundial no afectaría a Camboya porque el país no tiene aún una bolsa de valores. Afortunadamente dicha personalidad tendrá una buena lección académica de los que significa una recesión mundial en el contexto de una economía globalizada. Desafortunadamente para los obreros y campesinos camboyanos, dicha lección significará profundas pérdidas.

Camboya liberalizó su economía hacia finales de la década de los 90, lo que trajo convenios económicos con Estados Unidos, especialmente en el terreno textil. Por otra parte, el país admitió una dolarización no declarada que aún persiste, lo que hace que el riel, la devaluada moneda nacional, circule a la par del dólar.

La carencia de un proyecto nacional fiscal y la distribución de las riquezas en un país que salía de un modelo comunista, hicieron que en el espacio de cinco años se creara un gran desbalance social, una concentración del desarrollo en la ciudad de Phnom Penh y una marginación gradual y sistemática del campo.

El crecimiento de la industria turística, la creación de nuevas fábricas textiles con capital extranjero, la propiedad raíz y la industria arrocera, se convirtieron en los principales motores de la economía camboyana.

Turismo

En relación al turismo, Camboya se ha beneficiado de una leve decadencia del turismo hacia una Tailandia que ha pasado en los últimos años por crisis políticas serias. Por ejemplo, el secuestro del Areopuerto Internacional de Bangkok, uno de los principales del Lejano Oriente, por parte de manifestantes opositores al gobierno de entonces, causó un decline significativo en la industria turística siamesa, para beneficio camboyano. Aún así, Camboya tiene mucho qué hacer para fortalecer el sector turístico, con mejores infraestructuras, una mano de obra mejor preparada y el combate contra el flagelo del abuso infantil, la prostitución y la trata de blancas. Por otro lado, el país tiene la ventaja turística frente a Tailandia de regiones más naturales, tradiciones más autóctonas y aún no “contaminadas” por el afan de mostrar una “modernidad europea” como en Tailandia y de ser el centro del antiguo y fascinante Imperio Jemer de los siglos X a XIV.

En cuanto a la cualificación de la mano de obra en turismo, existen escuelas que preparan a la juventud para ello, pero aún son insuficientes. Turistas se encuentran con el límite en hoteles de comunicarse en inglés con los empleados y de la carencia de una etiqueta universal en la atención al cliente.

Propiedad raíz

Este sector es uno de los primeros en ser sacudido por la crisis. La liberación de la economía creó un boom en la construcción en las principales zonas urbanas del país como Phnom Penh, Battamban, Siem Riep y Sihanoukville.

Pero en la actualidad, el precio de viviendas o tierra (de alguna manera la “bolsa de valores” camboyana), está cayendo de manera significativa, lo que preocupa a los hace poco optimistas inversionistas y compradores.

Trabajadores emigrantes

El fenómeno ha sido global. Los emigrantes del Tercer Mundo hacia países industrializados están perdiendo su empleo y por lo tanto, las divisas que estos envían a sus países de origen caen de manera desastrosa.

En el caso de Camboya, el primer país al cual van los camboyanos en búsqueda de empleo es Tailandia. Con la recesión, los camboyanos en el país vecino regresan a casa con los bolsillos vacíos.

Desempleo

Las fábricas textiles han comenzado a cerrar sus puertas y numerosos empleados a perder la fuente de sustento de sus economías. En promedio un empleado de una textilera camboyana – la mayoría mujeres, gana un salario de menos de cien dólares mensuales.

Mientras la frágil economía del país se desmorona, aún no se oyen de políticas que contribuyan a proteger los intereses de los más vulnerables. Quizá dicho funcionario sigue convencido de que la carencia de una bolsa de valores que derrumbar, sigue protegiendo a Camboya. Seguramente la gruesa economía de su casa no se verá afectada por el desastroso tsunamí financiero.

Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s