Muerte en Tuol Sleng


Cambodia y el mundo están atentos a los testimonios de Kang Guekauv en un tribunal que se debate entre rumores de corrupción, discusiones políticas, responsabilidades históricas y mucho más. Quien crea que la influencia de los jemeres rojos murió con Pol Pot y la decandencia de sus líderes, se equivoca. Ellos siguen alterando la historia a su manera, vivos o muertos. Ellos y sus muertos, seguirán rondando la historia, acusando y siendo acusados.

Pero la figura de todos es definitivamente Kang Guekauv, conocido como Duch, el director del infame centro de detención, tortura y ejecusión conocido para los altos mandos del regimen jemer rojo como S-21, pero también como Tuol Sleng o Santibal. Como quiera que se llame, una cosa era cierta: entrar allí era literalmente entrar al infierno de Dante y Duch era el rey de dicho infierno.

Su testimonio es de un gran interés histórico, social, cultural y como quiera verse, porque es el único de los jemeres rojos, almenos de los mandos medios, que ha decido colaborar abiertamente a la justicia y decir todo lo que sabe. Se ha confesado en numerosas ocasiones responsable y ha perdido incluso perdón.

En un tono siempre en calma, Duch ha respondido las preguntas que le hacen los miembros del tribunal internacional compuesto por jueces y abogados camboyanos y extranjeros y que no se han puesto de acuerdo en muchas cosas. El antiguo maestro de matemáticas habla de cosas que sucedieron entre 50 y 30 años atrás con la seguridad de que fueran eventos recientes.

El infierno de Dante: “¡Perded toda esperanza los que entráis!”

Como principal y más valioso testigo del infierno de Dante que construyeron, Duch dijo estos días que quien ingresaba a S-21 tenía ya su sentencia de muerte y que ni siquiera los más altos mandos de los jemeres rojos podían liberarlo queriendo. Duch confesó que el regimen había llegado a ese pacto, que ni siquiera Pol Pot podía detener el proceso de un detenido si este había sido percebido como enemigo

Duch dijo también que antes de 1970 los jemeres rojos no llevaron a cabo acciones de ese tipo, como ” purgas en búsqueda del enemigo oculto”, porque querían el apoyo de la gente para combatir al ejército republicano del dictador Lon Nol que tenía el soporte de los Estados Unidos. Acciones del tipo de purgas comenzaron en 1973 y en 1975 miles de personas fueron arrestadas en todo el país bajo la acusación de “enemigos de estado”. Duch dijo además que el partido comunista de Kampuchea (el nombre francés de Camboya que los jemeres rojos utilizaban), son responsables de los crimenes que se les acusa y que debe ser juzgado por ello porque “todos estuvieron involucrados, incluyéndome, pero los altos líderes, ellos fueron los director responsables”.

Duch dijo en el tribunal esta semana que nunca desobedeció una orden impartida por los altos mandos y que a ello debe su sobrevivencia.

Anuncios

2 pensamientos en “Muerte en Tuol Sleng

  1. Pingback: Nuon Chea y Khieu Samphan reciben máxima sentencia | Camboya en español

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s