Tres sospechosos de abuso infantil retenidos


Battambang. Tres personas sospechosas de abuso infantil fueron retenidas por la policía en la ciudad de Battanbang esta semana, según informó el diario The Cambodia Daily. Los tres hombres, camboyanos, podrían estar involucrados en casos diferentes sucedidos en esta región occidental del país.

El primero de ellos fue identificado por la policía como Sok Yim de 51 años de edad y fue arrestado el pasado martes bajo la acusación de haber violado a una menor de 13 años, hija de su amigo desde septiembre de 2008. La menor está embarazada de Yim en siete meses, según reportó el jefe de la policía del distrito de Ek Phnom, señor Yoeub Bun Loeub. La familia de la menor había optado por el silencio debido al embarazo, pero el caso fue denunciado por una hermana de la niña que fue a visitarlos y descubrió el drama. Yim fue a visitar a su víctima cuando se encontró con agentes de la policía quienes procedieron a su arresto.

Sok Yim dijo que la relación sexual había sido bajo mutuo consenso, pero la policía declaró que se trata de una menor que está por debajo de la edad de consenso (16 años) y que no puede ser justificado. La madre de la menor pidió compensación económica al agresor y que la tome como esposa, declararon las autoridades.

Un adolescente agresor

Un caso aún más dramático lo protagonizó un muchacho, huérfano, de 15 años, que violó a una niña de 7 en la misma ciudad. El menor fue arrestado por la policía y este confesó que ambos jugaban cuando él la llevó detrás de la casa de su tío en la comuna Peam Ek y la forzó a tener relaciones sexuales.

Por último, un joven de 21 años, Rith Run, fue arrestado después de que una mujer lo denunció por la violación de su hija de 13 años. Según el reporte, Run intentó acceder carnalmente a la menor por tres veces antes de lograr su crimen. El agresor es vecino de la familia de la menor y la llevó a las proximidades de la aldéa, le dio 5 mil rieles después del abuso (equivalentes a un dólar) y la amenazó que si lo denunciaba la mataría.

Organizaciones de derechos humanos han venido promoviendo acciones legales que permitan crear actos en contra de la impunidad reinante en Camboya en casos de abuso infantil. Por lo general los camboyanos son indiferentes al tema y concluyen que los abusadores son extranjeros, cuando las cifras demuestran que el abuso infantil es perpetrado con indiferencia social incluso en el seno de las mismas familias.

Por otra parte, menores son utilizados para facilitar la extorción de adultos que son atraidos hacia relaciones o contactos con menores y después amenazados con denunciarlos a la policía, lo que crea un nuevo problema: que muchos inocentes sean acusados falsamente.

Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s