Acusación formal contra líderes jemeres rojos


Khieu Samphan, Noun Chea, Ieng Thirith y Ieng Sary fueron acusados formalmente de crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y genocidio por el Tribunal mixto ONU-Camboya en Phnom Penh ayer por la noche. Los cuatro formaban parte de la máxima cúpula del sangriento regimen que gobernó el país entre 1975 y 1979 y al cual se le acusa de la desaparición de 1.7 millones de personas, la mayoría de ellos bajo ejecusiones y torturas.Noun Chea, 84 años de edad, alias Camarada No. 2, fue el primer ministro de la denominada Kampuchea Democrática; Ieng Sary, 85, fue el primer ministro adjunto y el ministro de relaciones exteriores; su esposa, Ieng Thirith, 78, fue la ministra de acción y asuntos sociales y Khieu Samphan, 79, conocido como el cerebro del regimen, fue el jefe de estado.

Contrario al juicio a Kaing Guek Eav, alias Duch, quien reconoció sus responsabilidades como director del centro de torturas y ejecusiones S-21, los cuatro líderes se han declarado inocentes de los cargos. Duch no hacía parte de la máxima cúpula de los jemeres rojos, pero como director de S-21, estuvo siempre cerca de los máximos dirigentes de quienes obedecía órdenes directamente. Por esta razón el juicio de Duch, que fue condenado a 35 años de prisión, pero que se redujo a 19, fue diferente de estos otros cuatro.

La acusación formal es un paso significativo para esta segunda parte del controvertido y costoso tribunal del cual se critica su lentitud. El riesgo de que alguno de los acusados muera durante el juicio es muy probable debido a su edad avanzada. El proceso se hará después de 30 años de haber caido uno de los regimenes más sangrientos de la historia del siglo XX, el cual fue liderado en especial por Saloth Sar, alias Pol Pot, quien murió en las selvas camboyanas el 15 de abril de 1998 y que no recibió un juicio según las normas internacionales. Otro dirigente de la cúpula máxima del regimen maoista, Son Sen, fue asesinado junto a su familia por orden del propio Pol Pot en 1997, al que acusaba de traición a sus ideales revolucionarios por intentar adelantar diálogos de paz con el gobierno camboyano. Por último, el sucesor político y militar de Pol Pot, Chhit Choeun, alias Ta Mok o el Carnicero, murió naturalmente en una prisión militar en 2006 en donde esperaba el juicio. La muerte de Pol Pot en 1998 había ya levantado críticas internacionales sobre la demora en adelantar un juicio a un regimen del cual se tenían más que pruebas de sus acciones abusivas en cuanto a derechos humanos. De la muerte de Pol Pot a la acusación formal a los cuatro máximo líderes sobrevivientes ayer 16 de septiembre de 2010, pasaron 12 años.

El juez camboyano encargado de la acusación formal a los cuatro líderes, You Bunleng, dijo en una rueda de prensa ayer en Phnom Penh que la acusación fue formalizada este miercoles y que habrán cuatro meses para escuchar a las diferentes partes en el proceso. Más de 2.100 partes civiles han sido admitidas. Duch será también uno de los testigos claves en el proceso de sus antiguos jefes.

Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s