Un brasileño y un japonés en el ring camboyano


Phnom Penh. Aunque un poco Viejo (14 de mayo), encuentro este relato bastante interesante de uno de mis estudiantes de periodismo sobre cómo él miró dos combates de prodal de dos extranjeros que intentaron ganarse un nombre en los cuadriláteros camboyanos. El primer combate lo protagonizó el nacionalmente célebre boxeador Chey Kusol del club Sanghawk Kailá contra el japonés Atoshi Namurá y terminaron empatados.

Al final del combate ‘no pareció haber reacción del público cuando el árbitro dio por empatado el certamen’, dice el reportero. ‘Kusol golpeó a Namurá con su codo y produjo mucha sangre, entonces el referí contó hasta ocho, pero este se pudo poner en pie y le dio muchos problemas a Kusol’.

El japonés hizo un buen combate, sin embargo. ‘Kusol tomó ventaja de Namurá desde el primer round y el camboyano jugó con su cara todo el tiempo, hasta el tercer round. Pero el japonés pudo conectarle unos puños al cuerpo de Kusol, especialmente unas patadas en la rodilla de Kusol’, describe nuestro reportero. ‘Fue, por supuesto, porque Kusol ya estaba agotado y casi deja que el japonés le dé una lección, pero, por fortuna, la campana sonó a tiempo y nadie dijo nada en el público’, concluye.

Un boxeador japonés, en cambio, tuvo menos suerte que Namurá. Alde Ton tuvo que enfrentarse a Kound Reach del equipo de la unidad de emergencia número tres. Nuestro reportero dice: ‘En el segundo round, Reach causó mucha sangre en Alde Ton, un hombre del Brasil. Entonces, el brasileño comenzó a gritar ‘mierda! mierda! mierda!’, en inglés, una palabra que muchos del público aprendieron entonces. Él dijo esto cuando Reach comenzó a atacarlo’. Alde Ton (intentamos investigar su escritura correcta en portugués), intentó contratacar a Kound Reach utilizando su codo derecho, el mismo que utilizó el camboyano para herir a Alde Ton durante el primer round, pero Alde le dio muchos problemas al camboyano quien al fin pudo conectar un duro golpe en su ceja derecha, y causó más sangre.

Esta vez la herida fue tan impresionante, que la gente se atemorizó mucho, entonces el referí decidió detener el juego por consideraciones humanitarias y allí acabó todo’.

Reportaje de Ouktep Vibot (vibotx@yahoo.com) – Síguelo en su Facebook.

Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s