Hun Sen cifra esperanzas en nuevo gobierno tailandés


Primera ministra electa Yingluck Shinawatra se dirige a los miembros de su partido y describe los principios del cual será su gobierno, en el cual cuenta la reconciliación nacional. Foto del partido PTP. Cortesía.

Sihanoukville. La elección de Yingluck Shinawatra como primera ministra de Tailandia ha sido bienvenida por el gobierno camboyano que ve en ella la esperanza de una mejoría en las relaciones entre los dos países. Que Yingluck sea hermana del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, amigo personal de Hun Sen, le sube los ánimos al viejo líder de Phnom Penh que incluso llamó a este evento político en el vecino reino una ‘nueva era de cooperación’.

Tailandia eligió a una mujer de la oposición al gobierno de Abhisit Vejjajiva, el cual tenía un fuerte apoyo militar y el trasfondo político del movimiento ultraderechista Camisas Amarillas, aunque este le había retirado su respaldo en las últimas semanas por considerar que no había sido lo suficientemente contundente en el conflicto fronterizo con Tailandia.

Pero aparte de que sea la primera mujer que llega al poder en el antiguo reino de Siam, lo más importante es que su hermano ha estado al centro de la contienda política que ha tenido a Tailandia en un traspiés de tensiones entre quienes le son fieles, en general las clases populares y las elites de Bangkok que apoyaron su golpe de estado en 2006 y que le tienen una larga lista de acusaciones, razón por la cual vive en el exilio.

Con Thaksin Shinawatra, que gobernó a Tailandia entre el 2001 y el 2006, las relaciones entre los dos reinos fue de oro. Bangkok lideró grandes inversiones en Camboya y los problemas fronterizos seguían una vía de diálogos sin mayores escaramuzas.

Es por eso que Hun Sen siente que su hermana recuperará el viejo orden.

Pero lo cierto es que Yingluck no es Thaksin, por más hermanos que sean, y que la nueva dirigente tiene muy delicados desafíos como el de reconciliar partidos que se odian a muerte y devolver la estabilidad política y social. En ello cuenta, quiérase o no, el diferendo con Camboya. Tendrá pues que elegir entre mantener contento a Hun Sen, viejo colega de su hermano y mantener la tranquilidad en casa. Es seguro que los Camisas Amarilla seguirán insistiendo en una posición dura en las reclamaciones territoriales a Camboya. ¿Cómo irá a responder el nuevo gobierno de Yingluck? ¿Qué posiciones tomará con su propio hermano, solicitado por las cortes de su propio país acusado de corrupción, evasión de impuestos y otras cosas?

Por lo pronto, Yingluck ha anunciado frente a su partido que trabajará por la reonciliación nacional, la rehabilitación de la economía, las recuperación de las relaciones internacionales entre las cuales, sin mencionarlo, pensaba seguramente en Camboya, la guerra contra la corrupción, el problema de las drogas y la renovación del sistema de salud.

Anuncios

Un pensamiento en “Hun Sen cifra esperanzas en nuevo gobierno tailandés

  1. Pingback: Primera ministra de Tailandia visitó Camboya « Camboya en español

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s