HRW pide renuncia de Blunk y Bunleng


Phnom Penh. La organización de derechos humanos con sede en Nueva York, Human Rights Watch, y que sigue de cerca al Tribunal ONU-camboyano para el proceso a los máximos líderes sobrevivientes del régimen de los jemeres rojos y a los más responsables de crímenes atroces, hizo esta semana la más dura declaración en contra de los co-jueces, el alemán Siegfried Blunk y el camboyano You Bunleng, al exigir que renuncien por carecer de imparcialidad y de una investigación efectiva en los casos 003 y 004. Ninguno de los dos jueces ha hecho declaraciones a la opinión pública, pero un portavoz del ECCC (como es referido el tribunal en su abreviación en inglés), dijo que los co-jueces seguirían actuando con ‘imparcialidad’.

El director de HRW para Asia, Brad Adams, dijo a la prensa ayer que Blunk y Bunleang cerraron el caso 003 sin entrevistar a los sospechosos o a testigos y ni siquiera visitaron los sitios sospechosos de crímenes atroces. Adams agregó que las víctimas del régimen de los jemeres rojos no tienen esperanza de ver justicia si estos dos jueces siguen encargados del proceso.

Los dos co-jueces han sido objeto de controversia desde que dieron por cerrado el caso 003 bajo el argumento de que no entraba dentro del objetivo establecido por el tribunal que es el de llevar a juicio a los máximos líderes sobrevivientes del régimen de la Kampuchea Democrática que rigió al país entre 1975 y 1979 y dio como resultado la desaparición de por lo menos 1 millón 700 mil personas. Los estatutos del tribunal, denominado cámaras extraordinarios en las cortes de Camboya y que está conformado por jueces delegados por las Naciones Unidas y por Camboya, establece que también serían llevados a juicio aquellas personas que aparecen como más responsables de crímenes atroces. Kaing Guek Eav, alias Duch, director del centro de torturas y ejecusiones S-21, Santibal o Tuol Sleng, hizo parte del caso 001 y entró dentro de este grupo de los más responsables, desde que Duch no hizo parte de los máximos líderes del régimen junto a Pol Pot, muerto en 1987.

En la actualidad ECCC investiga el caso 004 en el cual serían sospechosos ciertos personajes que hicieron parte de los pactos de paz y que recibieron el perdón real. El gobierno camboyano se ha opuesto a que se siga ampliando el número de sospechoso más allá de los cuatro ancianos líderes que esperan el proceso, pero tanto el grupo de víctimas como organizaciones de derechos humanos, han presionado para que ECCC investigue con rigurosidad todo crimen. Blunk y Bunleng, quienes insisten en su transparencia y en defender que no existen pruebas que involucren a más sospechosos dentro del objetivo del tribunal, han ganado ya fama ante la opinión pública de seguir los supuestos derroteros del gobierno camboyano.

Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s