Una pequeña celebración de Navidad


Kompot.​ Un grupo de aproximadamente 150 personas atendieron la celebración de Navidad en la Iglesia Católica de Kompot ayer por la tarde. El padre Son, uno de los pocos sacerdotes católicos jemeres (la mayoría del clero en Camboya está conformado por extranjeros), subrayó la presencia de diez personas provenientes de países como Colombia, Japón, Inglaterra, Francia, Italia, Grecia y Vietnam. ‘Aún en nuestro pequeño grupo, el Señor nos da el signo de haber nacido hace dos mil años para toda la humanidad‘, dijo el presbítero en la homilía a un grupo de fieles que en su mayoría eran jóvenes.

La fe cristiana no es nueva en Camboya, un reino en el cual más del 90 por ciento se confiesa budista de la religión teravada. La presencia de la Iglesia se traza desde 1555 cuando el fraile dominico portugués Gaspar da Cruz llegó a estas tierras y fue huésped de la corte real. Las guerras y conflictos de la nación, que también tiene una fuerte influencia hindú, han mantenido al cristianismo como un grupo minoritario. El régimen de los jemeres rojos (1975-1979) fue especialmente desastroso para la Iglesia Católica camboyana con la muerte de todo su clero nativo y religiosos, entre ellos el obispo José Chehmar Salá y Monseñor Paul Tep Im Sothá. El actual obispo de Phnom Penh, Monseñor Olivier Schmitthaeusler, delegó al antiguo obispo en retiro Yves Ramousse para adelantar investigaciones con la posibilidad de introducir la causa de martirio de católicos que hubieran sido asesinados durante el régimen de Pol Pot.

Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s