Ejecutado en China jefe del cartel del Mekong


Las autoridades de Pekín cumplieron la sentencia capital para el jefe del llamado Cartel del Mekong, el tailandés Nor Kham y tres de sus cómplices con una inyección letal. El juicio que fue hecho público sin precedentes en la historia judicial de la República Popular China, atrajo la atención del Sudeste Asiático por la importancia que esto ha tenido en la lucha contra uno de los carteles de las drogas más poderoso en la región y que incluye todos los países de la cuenca del Mekong y la provincia china de Yunán.

El cartel de la droga, conocido también como el Triángulo de Oro porque tiene su principal centro de operaciones en área limítrofe entre Birmania, Tailandia y Laos, tenía en el presente como principal jefe a Kham, quien fue acusado del asesinato de 13 marineros chinos que navegaban el Mekong en octubre de 2011.

El también tailandés Hsang Kham, el laosiano Zha Xika y Yi Lai, sin nacionalidad, también fueron ejecutados el pasado viernes en la ciudad de Kunming, capital de Yunán, en procedimiento a la sentencia capital impuesta por la suprema corte china. La corte ordenó además que sus familias les hicieran una última visita a los sentenciados a muerte y permitió además que Nor Kham diera una última entrevista a la prensa, algo que no es usual en el procedimiento nacional.

La defensa de los sindicados alegó que la muerte de los marinos chinos había sido responsabilidad de militares tailandeses. También se supo que Nor Kham indemnizó a las familias de los marinos seguro con el propósito de aplacar la justicia.

En la última entrevista el periodista de la televisión estatal le pregunta si cree que dar dinero a las familias de las personas asesinadas es suficiente para reparar el daño, pero Kham no responde y pide le sea perdonada la sentencia de muerte que le parece exagerada. El periodista le dice que si tiene miedo y él responde que sí. El periodista le dice que se sabe que él es un hombre que ha sido sanguinario y que cómo es posible que tenga miedo a la muerte y Kham no responde, sino que insiste que tiene una hija de diez años que crecerá sin su padre.

El Cartel del Mekong, al parecer en coordinación con militares tailandeses, atacó dos barcos chinos que se desplazaban por el río en octubre de 2011 asesinando 13 personas, retuvieron al resto de la tripulación y pidieron un cuantioso rescate. Nor Kham negó que estuviera detrás de los eventos en diciembre pasado y responsabilizó a los militares tailandeses de ello, pero posteriormente aceptó los cargos después de una última apelación. Otros dos miembros del Cartel, dos ciudadanos birmanos, fueron sentenciados a ocho años en prisión acusados de homicidio y secuestro.

 

Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s