Moda barata de la muerte en Camboya


  • Un reality noruego hizo que el Parlamento de ese país pusiera interés en las condiciones de trabajo de los obreros textiles en Camboya.
  • Dos de los tres protagonistas pasaron de ser compradoras de modas lujosas a activistas en su país después de participar en el programa que consistía en vivir como un empleado textil en Nom Penh, con el mismo salario y condiciones de vida. Los protagonistas rompieron en lágrimas.
  • El tema no es nuevo, pero parece que nuestras sociedades occidentales están demasiado ocupadas viendo realities que la realidad misma. 

Un reality noruego filmado en una fábrica textil camboyana le da la vuelta al mundo y devela las auténticas condiciones de los trabajadores, la mayoría mujeres jóvenes que trabajan en condiciones extremas. Pero el punto más interesante de la historia es que los tres protagonistas eran amantes de la moda que solían comprar costosas prendas por más de 600 euros al mes, sin saber que las telas de lujo eran confeccionadas en países como Camboya en donde el salario mínimo para un trabajador es de 120 dólares – según la última actualización vigente a partir de enero de 2015.

Moda barata de la muerte

El reality pone a los tres jóvenes, Anniken, Frida y Ludwig, en el lugar en donde se producen las prendas que suelen comprar y deben vivir como los trabajadores de dicha fábrica, con el mismo salario y en las mismas condiciones de vivienda y alimentación por espacio de un mes. El programa fue transmitido por el canal noruego Aftenposten y su impacto ha causado ya un revuelo en el Parlamento de ese país en donde se discute cómo es posible que la marca sueca H&M no hiciera nada por mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores camboyanos.

Puedes ver los capítulos del programa en este enlace. Lo curioso es que se trata de una vieja discusión. Es posible ver producciones como las de Journeyman.tv que muestra la situación de las trabajadores en Bangladesh. Centenares de ONGs e incluso organizaciones oficiales y sindicatos revelan información sobre las condiciones precarias en las que muchos empleados textiles trabajan en países en vías de desarrollo. Trabajadores que confeccionan prendas costosas que tienen precios cuatro y cinco veces superior a sus propios salarios de hambre. Sin embargo, es sólo a través del espectáculo como un reality que ciertas realidades parecen llegar al corazón de las sociedades y sus líderes. Quizá están muy ocupados en ver realities y no ven la realidad… Entonces habría que cambiar la manera de llegar a ellos.

Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s