Ofensiva del Ministerio de Salud contra galenos ilegales


Después de la crisis generada por un supuesto doctor que infectó a casi toda una aldea con sida por jeringas usadas, el Ministerio de la Salud planea liderar una verdadera ofensiva nacional en contra de personas que posan como médicos u odontólogos sin tener licencia o incluso estudios académicos autorizados. Y es que el mismo Ministerio anunció esta semana que en Camboya operan más de tres mil llamados médicos, sin contar los que se dedican a la salud oral, entre ellos chamanes que curan con ritos ancestrales y a los cuales muchos camboyanos acuden incluso por enfermedades que requieren una atención urgente de la ciencia. 

La falta de educación y la ignorancia generalizada en la población, hacen que las familias eviten asistir a los centros médicos apropiados. Pero la opción de los servicios de salud dejan mucho qué desear: En centros de salud oficiales la atención está lejos de ser idónea y la gente sencilla regresa a los chamanes que operan como auténticos curanderos con un interés personal en cada caso. Para otras familias es preferible ir a Vietnam, país en donde la medicina tiene un mejor avance.

Muchos de estos chamanes ofrecen servicios a domicilio o tienen sus consultorios en casa a los cuales acuden personas de bajos recursos económicos. Como en el caso del supuesto doctor Yem Chrin, quien infectó a numerosas personas con sida, muchos chamanes permiten que sus pacientes les paguen cuando puedan, lo que representa en sí una gran ayuda para personas que con salarios mínimos de hambre.

En un país con un alto nivel de corrupción administrativa, es fácil que cualquier persona con algunos conocimientos mínimos de salud pose como médico sin que las comunidades cuestionen su idoneidad. Personas sencillas creen firmemente en elementos mágicos y esto es utilizado por los susodichos chamanes, quienes incluso recetan amuletos con ritos que ellos mismos inventan para curar enfermedades tan complejas como el cáncer, el sida o la malaria. No es raro encontrar personas en el mercado que venden sangre de cocodrilo para curar el sida o ungüentos hechos de pócimas extrañas para curar la calvicie, las arrugas, la artritis o incluso para blanquear la piel en una cultura que no se avergüenza de ser abiertamente racista.

Faltaría pues la división entre la homeopatía o la medicina alternativa y la medicina científica en Camboya. Concienciar a la población sobre la diferencia entre ambas y su nivel práctico. Un médico como tal debe ser un licenciado y el Estado tiene la obligación de comprobar su profesionalidad, mientras que un chaman es una persona que no necesariamente ha estudiado en una universidad y que tiene su propia lógica, algunas veces con éxito, pero la más de veces basada en especulaciones y creencias míticas. La gente tiene el derecho a saber ésto y tomar sus opciones. Cuando acude a un chaman, debe saber que asume la responsabilidad de su propia decisión.

Pero en Camboya tenemos también estos doctores que egresan de la universidad con los conocimientos científicos, pero sin la ética profesional necesaria. Los que piensan más en explotar al pueblo y su ignorancia que en el servicio. También es necesario cambiar ésto y eso se hace desde una revolución de la educación nacional, desde las mismas primeras letras en donde el niño y el joven sepan que es se educa es para ayudar a desarrollar al país y no para ganar dinero a cualquier costo.

Anuncios

Un pensamiento en “Ofensiva del Ministerio de Salud contra galenos ilegales

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s