Camboya tendrá los edificios más altos del mundo


  • Camboya construiría las Torres Gemelas más altas del mundo.
  • Los edificios más altos del mundo se encuentran en países asiáticos.
  • Las torres tendrían 133 pisos y 560 metros de altura, superando a toda construcción actual y estaría al lado del río Bassac.
  • Tendrá un costo de 2 mil 700 millones de dólares en uno de los países más pobres de Asia.

Si vienes a Camboya a conocer los templos de Angkor, en unos cinco años tendrás que incluir en tu ruta la visita a los rascacielos más altos del mundo en Nom Penh. Dos compañías chinas serán las encargadas del proyecto: Sino Great Wall International y Wuchang Shipbuilding Industry Group Co., Ltd con la financiación del grupo empresarial jemer-tai Grupo Boon Roong y el Grupo Sun Kian de Macau.

aseans-tallest-tower-2

Reproducción artística. Cortesía realestate.com

Las torres gemelas camboyanas tendrán 133 pisos y una altura de 560 metros, 108 metros más altas que las Torres Petronas de Kuala Lumpur. El costo total de esta obra titánica en uno de los países más pobres de Asia, será de 2 mil 700 millones de dólares y en dichos edificios tendrán sede hoteles, apartamentos, centros comerciales, sala de exhibiciones, teatros, restaurantes y oficinas. Según informes de las compañías, las obras de construcción comenzarán pronto a orillas del río Bassac, en un terreno de cinco hectáreas conocidas como Dream Land.

aseans-tallest-tower-1

Se construiría en 5 hectáreas de Dream Land. Reproducción artística, cortesía de realestate.com

El profesor Tous Saphouen, secretario general de la Asociación de Arquitectos de Camboya y decano en la Universidad Pannastra de Camboya, involucrado en el proyecto de diseño, dijo a los medios nacionales que los estudios habían sido hechos con un selecto grupo profesionales de arquitectos camboyanos y chinos.

viejo-edificio-camboyano

La capital todavía conserva los rastros de la guerra que destrozó a un país con un gran progreso en la década de 1960.

Camboya vivió guerras y conflictos devastadores que destruyeron no sólo su infraestructura, sino que convulsionaron su sociedad entera entre 1970 y 1991. Con los pactos de paz de París y el apoyo de las Naciones Unidas que preparó a una nación dividida hacia las primeras elecciones democráticas en décadas en 1992, el país comenzó su era de reconstrucción y pacificación. Hasta 1999 su economía estancada fue reemplazada por una total dependencia en la ayuda internacional, pero una apertura económica y el ingreso de fábricas textiles,  hizo que su economía se acelera. Camboya pasó de ser el país de las minas antipersonales a ser un terreno atractivo de inversión para grandes potencias mundiales y regionales.

La reconstrucción del país es también literal en lo físico. Las empresas de construcción viven su era dorada en la actualidad con una infraestructura para hacerse en todo el país: carreteras, edificios, escuelas, unidades residenciales, al punto que se prevé una burbuja financiera para el 2018. Mientras el 70% de la población rural aún vive en condiciones precarias y se estima que el 13.5 por ciento de las familias camboyanas viven por debajo de la línea de la pobreza según el Banco de Desarrollo Asiático, la capital pulula en sofisticados centros residenciales (Borey) y rascacielos vacíos.

El rascacielo más alto de Nom Penh es el Vattanac Capital de 39 pisos en la Avenida Monivong y fue terminado en 2014. En la actualidad ha sido ocupado sólo en un 30 por ciento. Otra torre mayor es Gold Tower 42 entre las avenidas Monivong y Sihanouk, un proyecto aún inconcluso construido por la compañía surcoreana Yon Woo Camboya y que tuvo serios problemas técnicos en 2008, lo que ha demorado su conclusión. Se espera sea entregado a fines de 2018.

Según el Ministerio de Gestión de Tierras y Construcciones, Camboya y en particular Nom Penh, poseen 628 edificios con un rango de entre 5 y 40 pisos. Entre estos, 407 tienen entre 5 y 9 pisos, 187 entre 10 y 19, 22 entre 20 y 29 y tan sólo 4 superan los 40 pisos. El gobernador de Nom Penh, Pa Socheatevong, indicó que la capital atraerá la construcción de más rascacielos especialmente en el área de la Isla Diamente y en los distritos de Chamkar Morn y Daun Pinh.

A pesar del entusiasmo general por el proyecto, existen objeciones técnicas y financieras sobre su viabilidad. Lo cierto es que Camboya, a pesar de ser un país pobre, se encuentra en la ruta de los grandes tigres asiáticos y, es posible, que ello motive a la construcción de proyectos titánicos como las dos torres gemelas de Nom Penh.

Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s