Battambang


Battambang es la escritura en inglés. La Ciudad de Batambong (en español) se escribe en jemer ក្រុងបាត់ដំបង (Krong Batambong) y traduce “Cetro Pérdido”, así que le puedes decir la “Ciudad Cetro Pérdido” con toda confianza. Es la ciudad capital de la Provincia de Batambong en el occidente de Camboya y al sur del Lago Sap. Una ciudad ya fundada en el siglo XI, Cetro Pérdido ha tenido una larga historia que la pone en el centro de tensiones entre el anexionismo tailandés y la lucha de Camboya por conservar su territorio después de la decadencia del Imperio Jemer. Cetro Pérdido es, además, la segunda ciudad camboyana en población y como centro comercial e industrial.

battambang

La estatua que abre la puerta a la Ciudad Cetro Perdido… como veis, aquí está el cetro. El nombre puede tener relación con el fin del gobierno de los siameses después de la llegada de los franceses.

Sigue leyendo

Anuncios

Sihanoukville


Para quien quiera aprender a decir “Sihanoukville”, le tengo una noticia: ese es el nombre que dicen los extranjeros. Los camboyanos dicen Kompung Saom, incluso más fácil de decir. Si van a decir Ciudad de Sihanouk, dicen “Krong Preh Sihanouk” (ក្រុងព្រះសីហនុ). La importancia de esta ciudad camboyana radica en que es el único puerto marítimo internacional del país y se encuentra a 221 kilómetros al suroeste de Penom Peñ y a 526 kilómetros al sudeste de la Caída de los Siameses (Siem Riep). El nombre Sihanoukville se compone de las palabras “Sihanouk”, el rey de Camboya y Ville, la palabra francesa para ciudad, es decir “La Ciudad de Sihanouk”. Pero los camboyanos le siguen diciendo Kompung Saom (Kompung es Puerto y Saom es un nombre.

sihanoukville-beach

Sigue leyendo

Camboya, el Reino de las Maravillas


La periodista colombiana Claudia Arango del canal Telemedellín, estuvo en Camboya en agosto de este año con el camarógrafo Juan Arroyave para producir el documental “El Reino de las Maravillas… Camboya”, un análisis sobre cómo el proceso de paz ha perdurado por 24 años, lo que ha permitido una reconstrucción de la sociedad camboyana. El documental hace parte de la serie “Tan Cerca, Tan Lejos”, análisis del post-conflicto, tema en boga en la sociedad colombiana que está a las puertas de firmar un acuerdo de paz con el grupo guerrillero de las Farc, en combate por más de cinco décadas, es decir, mucho más antes de los eventos que dieran inicio a las guerras que devastaron a Camboya a partir de 1970.

La producción del documental contó con el apoyo de la sección de comunicación social de Don Bosco en Kep y su director, el periodista y sacerdote salesiano Albeiro Rodas. También aparece una entrevista con el misionero de Yarumal Padre Juan Solorzano – Quijote – y el director de la agencia de turismo Hola Travel, Chanly, quien estudió en Cuba y habla español, además de ser un sobreviviente de la guerra.

Espere pronto una entrevista con Claudia Arango sobre el tema. El documental es además una buena guía para conocer el alma del pueblo camboyano y su espíritu más libre de rencores y deseosos de vivir en paz.

Primer ministro Hun Sen cena con los musulmanes camboyanos


Hun SenPhnom Penh. El primer ministro Hun Sen cenó con más de 1.200 musulmanes camboyanos al final del tiempo del Ramadán (Iftar) en Phnom Penh y es la primera vez que el líder camboyano realiza este acto que fue visto como positivo por las comunidades cham del país. “Esta es nuestra primera cena juntos y nos encontraremos así cada año desde ya”, anunció. La cena fue pagada en su totalidad por el gobierno y Hun Sen desmintió además un rumor en el cual se decía que musulmanes camboyanos se habrían unido a grupos extremistas islámicos en países como Siria e Irak. Para Othsman Hassan, líder espiritual de las comunidades musulmanas camboyanas, la presencia del primer ministro es una prueba de las atenciones del Estado hacia el grupo étnico. En Camboya hay cerca de 600 mil musulmanes de la etnia cham, un grupo que resale al antiguo y desaparecido Reino de Champa, extinto durante la expansión vietnamita. Los cham son de origen malasio.

Trasladan cenizas de Norodom Sihanouk


Phnom Penh. El Rey Padre, Norodom Sihanouk, falleció de un paro cardíaco en octubre de 2012 en Pekin. Este viernes Camboya decretó un día de recuerdo para el venerado monarca considerado el Padre de la Patria y que llegó a abdicar dos veces, la primera en favor de su padre, el rey Norodom Suramarit en 1955 y la segunda vez en favor de su hijo, el actual rey de Camboya Norodom Sihamoní en 2004. Este pasado viernes las cenizas del monarca fueron llevadas en procesión por las calles de la capital para ser depositadas en la Pagoda de Plata, lugar en donde reposan las cenizas de monarcas camboyanos de hace más de 200 años. La familia real y altos miembros del gobierno hicieron parte de la ceremonia que atrajo numerosas personas vestidas en trajes y colores budistas para la ocasión. Durante la noche del jueves, anterior a la ceremonia principal, un centenar de personas se ubicó frente al Palacio Real con velas encendidas para recordar al llorado rey.

Guerrero de Koh Ker regresa a Camboya


El Duryodhana saltante, la estatua de un guerrero robado del templo Chen en Koh Ker en 1972, será regresada al país junto a Bhima, una figura heroica del Mahabharata en posición de combate. El guerrero de Koh Ker tuvo fue objeto de una gran querella en las cortes estadounidenses con la casa de subastas Sotheby que pretendía venderla en 2011. El gobierno camboyano demandó la estatua como robada, mientras que Sotheby la retenía como de adquisición legal. En la querella, la Unesco y el gobierno estadounidense apoyaron la reclamación camboyana. La pieza milenaria tiene un gran valor histórico y cultural y su retorno a Camboya significa un gran triunfo para los proyectos de recuperación del patrimonio ancestral. Así mismo Bhima fue comprada en 1976 por el Museo Norton Simon en Pasadena, California. El Museo aceptó regresar la estatua como acto de amistad y de contribución a la recuperación “del alma de la nación”. Todos estos casos son trazados de una época de gran turbulencia política y social en Camboya que muchos aprovecharon para extraer antigüedades.