Seis sindacalistas acusados de incitación


Seis obreros que participaban en una protesta cerca de la fábrica de calzados Wing Star en la Provincia de Kompong Speu fueron acusados formalmente por la corte de incitación este martes 7 de mayo. Según la corte, los seis hombres lideraron el bloque de la carretera para demandar mejores sueldos y mayores beneficios de su fábrica. Las autoridades también dijeron que un séptimo hombre está fugitivo, pero tampoco hicieron público el nombre de los acusados. El presidente de la Confederación Nacional de Camboya para la Protección Laboral, Sath Chheang Hour, aseguró a la prensa que cuatro de los arrestados son Pai Bora, Prom Bunthoeun, Noeun Khom y Sok Sok Huot de la Federación Sindicalista Poder de los Trabajadores Jemeres y los otros dos son Lor Sopheak y Chan Veasna de la Federación Sindicalista Camboya Solidaria. Sath Chheang Hour desminintió que los sindicalistas acusados hubiesen incitado a los obreros a bloquear la carretera y que eso le hicieron por propia iniciativa. Los sindicalistas sólo estaban allí recordándole sus derechos a los obreros, dijo.

Anuncios

Desmayo masivo en fábrica textil


Obreras textiles regresan a casa en moto-taxis. Foto KY Geologist.

Phnom Penh. Otro desmayo colectivo en una fábrica de la capital, esta vez en la King Garment el pasado miércoles en la tarde cuando 200 obreras comenzaron a sentirse mal y tuvieron que ser trasladadas a un centro médico. Según le dijo el jefe de la policía distrital, Born Sam Ath a Reuters, las obreras no tenían buenas condiciones de salud y alimentación y trabajan en malas condiciones. La fábrica tiene un número de dos mil empleados, algunos de los cuales dijeron a los periodistas de Reuters que por dos días habían sentido malos olores en la fábrica. Este es el tercer caso de desmayo masivo. Los dos primeros se presentaron en abril en dos fábricas de Phnom Penh. El sector textil es uno de los principales de la economía camboyana y países como Estados Unidos y Japón, invierten en este sector por los bajos costos de la mano de obra. Camboya es el segundo surtidor en industria textil de los Estados Unidos según el reporte ‘comercio y política comercial’ de este año.

Japón invierte en Camboya


Phnom Penh. Nueve compañías japonesas fueron aprobadas para operar en Camboya y 14 más están a la espera, reportó la Agencia de Cooperación Internacional del Japón. A pesar de su crisis, ha aumentado su inversión en países como Camboya, Laos, Birmania y Bangladés. En 2010 sólo seis empresas japonesas aplicaron y obtuvieron la aprobación de Phnom Penh. Lo mismo que con otras economías fuertes, Japón es atraído por la estabilidad política de Camboya, así como el bajo costo de su mano de obra. Japón está más interesado en el sector textil y sus compañías en suelo jemer invertirán 211 millones de dólares, mientras que se espera que generen 36 mil empleos directos. Las otras dos grandes economías que invierten en Camboya son China con 7.74 billones de dólares y Corea del Sur con 3.4 billones. En cuanto a Japón, sus principales destinatarios de inversión en el Sudeste Asiático son China, Malasia y Tailandia. En Camboya las primeras firmas japonesas son Yamaha , Suzuki, Ajinomoto, Sumitormo Wiring Systems Ltd, Sony, Nikon, Olympus y Brother Industries Ltd.