Zen Trips en Camboya en Español


Pilar y Esther compartieron sus experiences como las creadoras de Zen Trips, una agencia de viajes especializada en turistas del mundo Hispánico en Camboya.

Compañía de juegos anuncia nuevo casino en Pailín


Pailín. La compañía Entertainment Gaming Asia Inc anunció esta semana la apertura de un nuevo casino en esta ciudad bajo el nombre Dreamworld Casino Pailin’ que tendrá una inversión de 2.4 millones de dólares. El nuevo casino, que estará ubicado en la frontera con Tailandia como los casinos de Poipet, estará terminado hacia mediados de este año. ‘Estamos orgullosos de nuestro progreso en este excitante proyecto de casino del cual creemos está estratégicamente bien localizado en el atractivo y creciente mercado del juego en Pailín y en la frontera con Tailandia‘, declaró Clarence Chung, presidente y director ejecutivo de la compañía de juegos. Camboya es sede de lujosos casinos localizados en áreas de frontera con Tailandia y Vietnam que atraen amantes de los juegos de azar provenientes de países de la región, mientras que se convierten en una opción de empleo para muchos jóvenes camboyanos. Pailín es una ciudad relativamente nueva en el occidente del país y fue el principal fuerte de los jemeres rojos después de la caída del régimen en 1979.

Poipet, tierra de niños


Este es Poa, un exalumno mío de Poipet y aquí estamos a unos pocos metros del territorio tailandés. Poa tiene 20 años y trabaja hoy día en uno de los muchos hoteles de la zona de casinos de Poipet. Fue uno de nuestros niños en el Centro Infantil Don Bosco que acoge menores que han sido víctimas de tráfico humano, violencia, abandono y demás. Como mecánico, Poa tiene ya un mejor futuro. Sigue leyendo

¿Por qué todos van a Camboya?


 

Basil Childers para The New York Times

Un visitante en Angkor Wat descansa en una de las llamadas estructuras de la biblioteca en el complejo del templo.

Publicado el 22 de enero de 2006 | Título original “Why Is Everybody Going to Cambodia?

 

JUSTO después de la navidad de 1859, el explorador francés Henri Mouhot dejó Bangkok para recorrer la inexplorada región de la Indochina. Esto le tomó un año de aventuras entre las forestas llenas de leopardos, sanguijuelas y elefantes salvajes antes de que llegara a Angkor Wat, el complejo de templos semicubiertos por la jungla en el interior de Camboya. Menos de dos años después moriría de malaria.

Lo que le tomó a Mouhot un año, ahora puede ser hecho en la actualidad en un poco más de una hora en cualquiera de los siete vuelos diarios de la Bangkok Airways desde la capital tailandesa a Siem Riep,base de las expediciones a Angkor. Seguramente Mouhot tuvo que vérselas con tres horas a través de caminos empantanados en medio de la densa selva que cubría las ruinas, pero los visitantes del siglo XXI tienen hoy el lujo de todo, desde los célebres tuk.tuk y coches todoterreno hasta helicópteros AS-350. Sigue leyendo