¿Quién es Khieu Samphan?


  • Khieu Samphan es un intelectual que decidió tomar el camino de las armas para imponer su pensamiento.
  • A pesar de que reconoce que hubo muchas muertes durante el régimen de los jemeres rojos, niega que haya tenido una responsabilidad directa en ningún caso de asesinato.
  • Ha escrito varios libros en donde defiende las acciones de la Kampuchea Democrática y responsabiliza los crímenes en las políticas de Pol Pot. 

Khieu Samphan era el jefe de Estado del régimen de la Kampuchea Democrática entre 1975 y 1979, es decir, uno de los principales líderes al lado de Pol Pot y los otros. Hoy, con 85 años de edad, asume la sentencia de vivir en prisión el resto de sus días por crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad cometidos durante su gobierno. Nació en la provincia de Svay Rieng en 1931, hijo de una familia sino-jemer. Su padre era un prominente juez durante el tiempo de la colonia que fue acusado de corrupción y enviado a prisión, dejando al niño a cargo de su madre, quien se fue a vivir a Kompong Cham. A pesar de recortes económicos, el joven pudo terminar estudios en el Liceo Sisowath, el mismo a donde asistió Saloth Sar (Pol Pot) y, como él, ganó una beca para estudiar economía en París en la Universidad de Montpellier. Obtendría un doctorado en la Universidad de París. Estamos pues, como ante todos los líderes fundadores de los jemeres rojos, frente a un persona de mucha educación, los mismos que suprimirían la escuela para que todos los niños y jóvenes fueran a trabajar a campos de concentración agrícola mientras se aprendían de memoria arengas maoistas.

khieu_samphan_2014

Sigue leyendo

Julio Jeldres, biógrafo del Rey de Camboya


Esta historia es muy interesante. La curiosidad de un joven chileno en 1967 por el Reino de Camboya, le hizo escribir una carta a la misión permanente de ese país en las Naciones Unidas y, para su sorpresa, le respondió Norodom Sihanouk, el mismo monarca. Comenzaría así una nueva aventura para Julio Jeldres que lo convertiría en biógrafo oficial del Rey de entonces y en consejero del actual. La historia nos la cuenta Eduard Merigó desde Nom Penh en La Tercera.

La historia de un chileno en la realeza de Camboya

Premian documental colombiano sobre Camboya


Claudia Arango y Juan Arroyave recuerdan que hace exactamente un año, durante la primera semana de agosto de 2015, pisaron por primera vez tierra del Extremo Oriente en el Reino de Camboya. Entonces les había dicho que este mes de agosto era muy difícil que pudiera atenderlos, porque en este periodo de tiempo estamos a fines del año escolar. Sin embargo, la compañía colombiana Argos, aprobó el patrocinio de un documental para TeleMedellín que ahondaría en cómo un país que se había sumido en tres décadas de guerra y violencia, había podido llegar a la paz. El tema era especialmente actual en el contexto colombiano, mientras el Estado y la guerrilla más antigua del mundo, las Farc, discutían en La Habana cómo llegar al fin del conflicto en el país sudamericano. El problema colombiano era incluso más viejo que el camboyano, con similitudes y diferencias que Claudia Arango, una periodista especializada en temas de conflicto y ya enseñada a recibir premios por sus trabajos, estaba interesada en ahondar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sigue leyendo

Camboya, el Reino de las Maravillas


La periodista colombiana Claudia Arango del canal Telemedellín, estuvo en Camboya en agosto de este año con el camarógrafo Juan Arroyave para producir el documental “El Reino de las Maravillas… Camboya”, un análisis sobre cómo el proceso de paz ha perdurado por 24 años, lo que ha permitido una reconstrucción de la sociedad camboyana. El documental hace parte de la serie “Tan Cerca, Tan Lejos”, análisis del post-conflicto, tema en boga en la sociedad colombiana que está a las puertas de firmar un acuerdo de paz con el grupo guerrillero de las Farc, en combate por más de cinco décadas, es decir, mucho más antes de los eventos que dieran inicio a las guerras que devastaron a Camboya a partir de 1970.

La producción del documental contó con el apoyo de la sección de comunicación social de Don Bosco en Kep y su director, el periodista y sacerdote salesiano Albeiro Rodas. También aparece una entrevista con el misionero de Yarumal Padre Juan Solorzano – Quijote – y el director de la agencia de turismo Hola Travel, Chanly, quien estudió en Cuba y habla español, además de ser un sobreviviente de la guerra.

Espere pronto una entrevista con Claudia Arango sobre el tema. El documental es además una buena guía para conocer el alma del pueblo camboyano y su espíritu más libre de rencores y deseosos de vivir en paz.

Camboya rechaza 4 puntos del informe de DDHH


De las 205 recomendaciones que le deja a Camboya el informe anual sobre derechos humanos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, el gobierno camboyano rechazó cuatro puntos que consideró atendidos o en procedimiento. Los cuatro puntos tienen que ver con la reforma al código sobre difamación en la ley de prensa, asegurar el derecho a la educación para todos los niños lo que incluye a los niños de origen vietnamita, combatir la discriminación y hacer más por evitar el abandono escolar. Según Ney Samol, representante del gobierno camboyano ante las Naciones Unidas, Camboya ha hecho “grandes esfuerzos” en dichos terrenos por ejemplo el asegurar que no haya discriminación contra los derechos de la mujer y el niño.

ONU hace préstamo para pagar salarios del tribunal a los jemeres rojos


ECCCPhnom Penh. Desde principios de septiembre los miembros camboyanos del tribunal ONU-Camboya para juzgar a los máximos jefes sobrevivientes de los jemeres rojos entraron en paro por no tener sueldo desde hace varios meses. Para solucionar la situación que ha interrumpido la agenda de la Corte, las Naciones Unidas han hecho un préstamo por 1.15 millones de dólares para hacer pagos de salarios entre junio y agosto. La Corte es mixta y consiste en una parte internacional bajo el mando de la ONU y una parte nacional bajo el mando del Estado camboyano. Eso quiere decir que cada parte paga a sus ‘empleados’. Si bien la ONU cumple siempre con sus salarios, lo mismo no se espera de la parte camboyana que ha tenido que ir a la huelga en varias ocasiones cuando se atrasan sus salarios.