Murió australiano en prisión


Prey Sor. El australiano de 61 años de edad, Giuseppe Nicolosi y que cumplía una condena en Camboya por abuso de una menor de edad, falleció en un hospital público la semana pasada, según reportan las autoridades. Nicolosi siempre mantuvo su inocencia, mientras cumplía una pena por 8 años en la célebre prisión de Prey Sor. La Corte de Siem Reap sentenció a Nicolosi en el año 2010 bajo el artículo 34 en contra del tráfico humano y la explotación de menores por haber comprado los servicios de prostitución de una menor de edad. El pensionado australiano que vivía en Siem Reap, fue arrestado por la unidad de la policía en contra del tráfico humano y la protección infantil como sospechoso de haber tenido relaciones sexuales con una niña de 5 años de edad en la comuna Salá Kamroeuk hacia el año 2007. El abogado de Nicolosi aseguró entonces que los exámenes médicos realizados a la menor no mostraban evidencia de abuso sexual. En 2012 hizo una apelación en la que aseguraba que la acusación era falsa y declaró corrupción por parte de la policía y de la corte que lo sentenció, pero la Corte Provincial de Siem Reap mantuvo la condena. Por otra parte, la víctima se retractó de la acusación ese mismo año, pero Nicolosi no fue escuchado y continuó en Prey Sor. El hombre, que estaba ya en su sexto año de los 8 de sentencia, murió en el Hospital Alianza Jemer-Soviética según dijo el portavoz de la prisión.  Las causas del deceso tienen que ver con una enfermedad crónica que hizo que las autoridades de la prisión lo trasladaran al hospital el pasado 1 de diciembre. Su cuerpo permanece en el centro médico a la espera de los contactos de la embajada australiana y el retorno a su familia.

 

 

Lidia en Televisión Canaria


Aún recuerdo aquellos primeros días: 40 niños en medio de una pesadilla que no tendrían que vivir, unas personas huyendo de ellos y haciéndose los muy políticamente correctos y una mujer que se puso enfrente de ellos, para defenderlos por encima de su propio nombre o su propia vida. Ma Lidia lidera ahora un centro de acogida de niños huérfanos, abandonados o en situación de pobreza extrema, además de asistir a abuelas olvidadas por la sociedad. Juntos por Camboya es ahora una de las instituciones modelos en la atención infantil en Camboya. Felicitaciones Lidia, Piseth y a todos en JPC en Siem Riep.