Criminalidad en Sihanoukville


Sihanoukville lionsHace un par de semanas nuestra amiga María Díaz nos reportó sobre el asalto que un conocido de ella, un alemán de nombre Arno, 58 años de edad, recibió por parte de unos bandoleros en Sihanoukville. El ciudadano alemán, radicado en esa ciudad, salía de su trabajo en su bicicleta cuando dos individuos en moto le tiraron del boldo, lo arrastraron y le causaron serias fracturas. Nos dijo entonces María que el señor Arno fue llevado de urgencias a Phnom Penh primero y después a Bangkok en donde se recuperó. Ya se encuentra de regreso en Sihanoukville en donde fundó una familia y tiene una bebé recién nacida con una camboyana. Según nuestra amiga, la policía no hace mucho en estos casos y en cambio piden dinero para adelantar investigaciones que no llegan a nada.  Sigue leyendo

Policía investiga militar en el caso de muerte de periodista


Ratanakiri. La reacción de las autoridades ha sido inmediata en el caso del asesinato del periodista Hang Serei Oudom del diario Vorakchum Khmer (Héroe Jemer), encontrado muerto a hachazos en su auto en esta provincia. El capitán An Bunheng fue arrestado a las 10:30 de la mañana en el comando de la policía militar, mientras investigadores del Ministerio del Interior se hicieron presentes para seguir el caso. La policía registró la casa del militar, informaron fuentes oficiales, mientras unas 10 personas están siendo interrogas, informó el jefe de la policía militar de la provincia Kim Reaksmey. La reacción de las autoridades es vista como un signo positivo en contra de la impunidad a pesar de la tragedia que enluta al periodismo nacional. Sigue leyendo

Renuncia el juez Kasper en medio de álgidas discusiones


Phnom Penh. El juez suizo Laurent Kasper-Ansermet renunció hoy a su cargo como co-juez internacional de investigación de la reserva ante el Secretario General de las Naciones Unidas y estará sólo hasta el 4 de mayo de 2012, según un comunicado de prensa emitido por su oficina en el Tribunal para la prosecución de los máximos líderes de los jemeres rojos o los más responsables de crímenes atroces. Se trata del segundo juez en dicha posición en renunciar, después del juez alemán Siegfried Blunk, quien lo hiciera el 30 de noviembre de 2011. Sigue leyendo

Oficiales de la unidad de anticorrupción visitarán Japón


Phnon Penh. La embajada de Japón en Phnom Penh anunció que este 17 de mayo viajarán a Toquio 20 oficiales de la Unidad de Anticorrupción de Camboya bajo el programa JENESYS, la sigla en inglés de la Red de Intercambio de Estudiantes y Jóvenes entre el Japón y los países del Sudeste Asiático. Los oficiales camboyanos estarán por ocho días en el país nipón, tiempo en el cual visitarán la Liga de la Amistad entre los parlamentos del Japón y Camboya, la oficina del Fiscal de la Nación, la ciudad de Yokohama y la prefectura de Nagano con el fin de conocer la cultura japonesa y su industria. La Unidad de Anticorrupción de Camboya ha sido uno de los pilares del gobierno para combatir la corrupción administrativa y entró en vigor con una ley aprobada en abril de 2010. Países como el Japón han contribuido a la promoción de grupos como este en el país sudesteasiático. Los oficiales que participarán del tour por Japón son todos menores de 30 años para cumplir con los requisitos del programa JENESYS en beneficio de jóvenes y se espera que conozcan los organismos claves que en dicho país luchan también contra la corrupción.

Sentenciado fiscal por corrupción


Pursat. Un ex-fiscal de la nación, Chan Sereivuth y sus dos guardespaldas, fueron sentenciados por una corte de esta provincia central ayer bajo la nueva ley de anticorrupción por delitos relacionados con detención ilegal y extorción. El ex-fiscal tendrá que cumplir una pena de 19 años, mientras que sus dos guardespaldas fueron sentenciados a 15 y 16 años respectivamente por retención ilegal y extorción. Un cuarto acusado y que se encuentra fugitivo, cuñado del ex-fiscal, fue sentenciado in absentia a 18 años de prisión. Los acusados tienen además que compensar a sus víctimas con multas de mil dólares. Camboya, un país internacionalmente señalado por su alto nivel de corrupción administrativa, intenta terminar con esa imagen y este caso es visto como uno de ellos para poner las cosas en orden.