Nuon Chea y Khieu Samphan reciben máxima sentencia


  • Primera sentencia a dos máximos representantes del régimen de los jemeres rojos.
  • Nuon Chea, 90 y Khieu Samphan, 85, acusados de crímenes de lesa humanidad.
  • La importancia de estos juicios, aunque tardíos – casi 4 décadas después del sangriento régimen – sientan un precedente histórico para regímenes totalitarios que se creen intocables (ISIS, Corea del Norte…).

Phnom Penh.  Este 23 de noviembre de 2016, 36 años después de la caída de uno de los regímenes más sangrientos y totalitarios de la historia de la humanidad, dos de sus máximos representantes, Nuon Chea y Khieu Samphan, se convierten en los primeros jefes máximos de los jemeres rojos en obtener una sentencia por sus acciones ocurridas entre 1975 y 1979. El primer líder de los jemeres rojos en recibir una condena, Kang Kek Iew, conocido como Duch, su nombre de guerra, no era parte de la plana mayor del régimen de los jemeres rojos, aunque tenía un rol importante al dirigir uno de los máximos centros de torturas y ejecuciones de entonces, el Tuol Sleng o S-21. Pero con Nuon Chea de 90 años y Khieu Samphan de 85, tenemos aún vivos a personajes que estaban a la misma altura y responsabilidad de Pol Pot, quien era el máximo representante.

Sigue leyendo

Anuncios

Camboya, el Reino de las Maravillas


La periodista colombiana Claudia Arango del canal Telemedellín, estuvo en Camboya en agosto de este año con el camarógrafo Juan Arroyave para producir el documental “El Reino de las Maravillas… Camboya”, un análisis sobre cómo el proceso de paz ha perdurado por 24 años, lo que ha permitido una reconstrucción de la sociedad camboyana. El documental hace parte de la serie “Tan Cerca, Tan Lejos”, análisis del post-conflicto, tema en boga en la sociedad colombiana que está a las puertas de firmar un acuerdo de paz con el grupo guerrillero de las Farc, en combate por más de cinco décadas, es decir, mucho más antes de los eventos que dieran inicio a las guerras que devastaron a Camboya a partir de 1970.

La producción del documental contó con el apoyo de la sección de comunicación social de Don Bosco en Kep y su director, el periodista y sacerdote salesiano Albeiro Rodas. También aparece una entrevista con el misionero de Yarumal Padre Juan Solorzano – Quijote – y el director de la agencia de turismo Hola Travel, Chanly, quien estudió en Cuba y habla español, además de ser un sobreviviente de la guerra.

Espere pronto una entrevista con Claudia Arango sobre el tema. El documental es además una buena guía para conocer el alma del pueblo camboyano y su espíritu más libre de rencores y deseosos de vivir en paz.

Moda barata de la muerte en Camboya


  • Un reality noruego hizo que el Parlamento de ese país pusiera interés en las condiciones de trabajo de los obreros textiles en Camboya.
  • Dos de los tres protagonistas pasaron de ser compradoras de modas lujosas a activistas en su país después de participar en el programa que consistía en vivir como un empleado textil en Nom Penh, con el mismo salario y condiciones de vida. Los protagonistas rompieron en lágrimas.
  • El tema no es nuevo, pero parece que nuestras sociedades occidentales están demasiado ocupadas viendo realities que la realidad misma. 

Un reality noruego filmado en una fábrica textil camboyana le da la vuelta al mundo y devela las auténticas condiciones de los trabajadores, la mayoría mujeres jóvenes que trabajan en condiciones extremas. Pero el punto más interesante de la historia es que los tres protagonistas eran amantes de la moda que solían comprar costosas prendas por más de 600 euros al mes, sin saber que las telas de lujo eran confeccionadas en países como Camboya en donde el salario mínimo para un trabajador es de 120 dólares – según la última actualización vigente a partir de enero de 2015.

Moda barata de la muerte

Sigue leyendo

Nuon Chea y Khieu Samphan a vivir en prisión


Khieu Samphan and Nuon Chea

Foto cortesía ECCC.

Phnom Penh. Aunque Nuon Chea, 87 y Khieu Samphan, 82, tiene ya una edad avanzada y sus meses estén quizá contados, el Tribunal mixto ONU-Camboya los condenó esta semana a terminar sus días en prisión por su participación en el sangriento régimen de la Kampuchea Democrática (1975-1979) que llevó a la desaparición de un cuarto de la población nacional bajo el liderazgo de los jemeres rojos. Aunque el proceso aún no ha terminado – falta uno más para los octogenarios sobrevivientes del régimen – este primer veredicto los condenó por atrocidades, genocidio y crímenes de guerra.  Sigue leyendo

Reducen sentencia a pedófilo alemán


g

Karl Henning Opitz fue sentenciado a 28 años en prisión por comprar niñas de entre 10 y 12 años a traficantes para violarlas, torturarlas y hacerles videos y fotografías durante el horroroso acto. Una corte camboyana ha reducido la sentencia, por lo que en tres años quedaría libre. Protestas de organizaciones humanitarias. Foto APLE.

Uno de los protagonistas del caso de abuso infantil más escabroso en Camboya en los últimos años, el alemán Karl Henning Opitz de 66 años de edad, ha visto reducida su sentencia de 28 años en prisión a díez, informó este fin de semana la organización francesa Acción por los Niños (en francés Action Pour Les Enfants, APLE).

Como la sentencia inició en 2007, significa que Opitz estará libre en tres años (2007 – 2016). Sigue leyendo

Comerciante secuestra a su propia empleada


Banlung (Ratanakiri). Una comerciante, Sok Kunthea de 33 años de edad, fue arrestada por la policía el pasado 20 de junio después de que la familia de una de sus empleadas, Mann Chandá de 23 años, denunciara que su jefe la había retenido en contra de su voluntad por tres días en su residencia. El caso tiene que ver con la pérdida de 40 dólares que Kunthea asegura fueron sustraídos por Chandá de su negocio de Wing, un servicio nacional que permite hacer envíos entre provincias al utilizar un teléfono móvil y un código. La compañía Wing en Phnom Penh se distanció del caso y aseguró a la prensa que la sucursal de Kunthea había sido cerrada desde enero pasado al descubrir irregularidades como sobrecostos al cliente, sin embargo la comerciante siguió en operaciones en su propio domicilio y sin licensia.  Sigue leyendo