Demarcación fronteriza con Vietnam en debate


Aunque la comisión binacional con Vietnam para finalizar la demarcación fronteriza se muestra optimista de llegar pronto a un acuerdo satisfactorio para las partes, la situación es álgida y motivo de grandes debates en Camboya, liderado especialmente por la oposición que no confía en el liderazgo del gobierno. La comisión liderada por el camboyano Var Kim Hong y el vietnamita Ho Xuan Son asegura haber terminado con el 80 por ciento de la demarcación, pero la oposición en Camboya acusa al gobierno de hacer concesiones territoriales a Vietnam.  Sigue leyendo

Tailandia devuelve artefactos robados a Camboya


En lo que parece ser un acto de buena voluntad para mejorar las relaciones con Camboya, el gobierno tailandés devolvió 16 piezas arqueológicas confiscadas a contrabandistas. El acto se dio en el contexto de una visita de Estado liderada por el Ministro de Asuntos Exteriores de Camboya, Hor Namhong en el cual su colega siamés, el general Tanasak Patimapragorn, manifestó que dicho gesto demostraba las buenas relaciones entre los dos países y la amistad entre sus pueblos. Tailandia se ha comprometido también a combatir el robo de piezas arqueológicas que traspasan sus fronteras y cuyas piezas favoritas vienen de templos o sitios arqueológicos de la cultura ancestral jemer.

Ambos ministros firmaron además un acuerdo de apertura de un nuevo paso de frontera en el área de An Mah, entre la provincia tailandesa de Ubón Ratchathaní y la camboyana de Preah Vijía, cerca del lugar en donde ambos países tienen diferencias territoriales, especialmente alrededor del templo Vijía. También se habló del proyecto de crear una zona económica entre ambos países.

Junta militar tailandesa expulsa camboyanos ilegales


Miles de trabajadores camboyanos ilegales han sido deportado de Tailandia por la Junta Militar. Por lo menos 200 mil personas han llegado a Poipet en donde tienen que buscar por sí mismo la manera de transportarse hacia sus provincias de origen. Foto Seun, 18 de junio de 2014.

Se calcula que en Tailandia trabajan más de medio millón de camboyanas y que al menos 200 mil lo hacen como ilegales, un problema que los pone en peligro de abuso y explotación, lo que incluye a menores de edad y el problema del esclavismo moderno.  Pero la junta militar tailandesa que hizo un golpe de estado en mayo pasado, parece querer solucionar el problema de tajo: expulsar del país a todo camboyano que no se encuentre en condiciones legales en Tailandia. La medida ha creado una emergencia humanitaria en Camboya: miles de trabajadores emigrantes han sido deportados especialmente a través de la frontera en Poipet. Según un informe de Caritas Camboya, la ciudad fronteriza recibe entre 20 mil y 30 mil personas diaras, lo que constituye un serio problema de atención en alimentos, agua potable, mujeres que vienen en embarazo o con niños de brazo y el problema del transporte, pues muchos llegan sin dinero.  Sigue leyendo

Camboya no se involucra en Tailandia, primer ministro


El primer ministro de los camboyanos, Hun Sen, aseguró esta semana a la opinión pública que Camboya asume una posición de completa neutralidad en los conflictos políticos de Tailandia. De la misma forma desmintió rumores en los cuales el país permitiría que se formarán grupos de oposición tailandeses en su territorio. “La constitución no permite eso” dijo el premier en un acto de grados para la Universidad de Phnom Penh, pero en el centro de convenciones de la Isla Diamante. Hun Sen que ha sido tradicional amigo del ex-primer ministro Thaksin Shinawatra, así como de su hermana Yingluck, quien fuera depuesta por la corte constitucional, les desaconsejó la formación de un gobierno en el exilio. También pareció prometer a los tailandeses que la junta militar ahora en el poder llamaría a elecciones democráticas pronto. Hun Sen le dio validez a dicha junta al decir que la misma ya había sido avalada por la firma del rey: “Escuché que el rey tailandés firmó una aprobación a los militares para que lideren el país, entonces esto es definitivo porque su rey ha aprobado su liderazgo”, dijo. El primer ministro también aseguró que dio órdenes a su ejército de mantener la calma en las fronteras y no mostrar signos que pudieran ser mal interpretados por su contra-parte tailandesa.

Comisión tai-jemer continúa diálogos para retiro de tropas


Prasat Preah Vihear

Phnon Penh. El ministro de asuntos exteriores de Tailandia, declaró ayer a la prensa en esta capital que las tropas no tendrían que retirarse del área del Templo de Preah Vijía si los diálogos bilaterales avanzan bien. El ministro se reunió con su contraparte camboyana, Hor Namhong en un encuentro organizado a propósito de la XX Cumbre de ASEAN y también tuvo una reunión con su homólogo indonesio, Marty Natalegawa. La Corte Internacional de Justicia de La Haya había establecido el 18 de julio de 2011 que ambos países debían retirar sus tropas de un área creada por dicho organismo como desmilitarizada y que incluye 17,3 kilómetros cuadrados en territorio equidistante de ambos países, incluidos los 8,5 kilómetros en disputa alrededor del templo milenario. La Haya delegó además a Indonesia como observadora del proceso de retiro de las tropas, evento que no se ha consolidado. Una nueva reunión está programada hoy en Bangkok entre jefes militares de ambos países, según reportó Bangkok Post, en la cual se coordinaría la manera en que las tropas se retirarían del área provisional creada para evitar hostilidades entre ambos reinos hasta que se llegue a un acuerdo sobre la soberanía del terreno aledaño al templo.

Misterioso objeto espacial que cayó en frontera con Tailandia sería restos de satélite


Bangkok. El objeto espacial que cayó sobre la aldea Srisaket en la provincia tailandesa de Sisaket, cerca de la frontera con Camboya y que causó el pánico de los aldeanos, no sería otra cosa que los restos de un satélite, probablemente de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, ASEAN, según declaró el general Yutthasak Sasiprapa, ministro de defensa de ese país. El pasado jueves 22 de diciembre, el objeto cayó sobre un campo de cultivos deshabitado y causó un gran estruendo. Los aldeanos creyeron que se habían reiniciado hostilidades entre los ejércitos de ambos países. La primera inspección de la policía tailandesa concluyó que podría ser un avión no identificado. Los ejércitos de Camboya y Tailandia declararon que no hubo fuego de artillería. La fuerza aérea tailandesa declaró que ningún avión había sido derribado por violar la soberanía del país, además porque no es política tailandesa disparar, sino hacer primero advertencias. El general Sasiprapa confirmó entonces que se trata de un satélite, mientras que las investigaciones continúan para esclarecer su origen. El satélite no explotó o se incendió al ingresar en la atmósfera.