Proteger nuestros niños

Este mensaje es duro, pero debe ser comunicado. Ayúdanos a proteger nuestros niños y niñas si visitas Camboya.

Atención

Si piensas lo que significa una larga sentencia, esta no se compara con lo que vive Augusto cuando fue capturado en Camboya por la policía y condenado por practicar turismo sexual con menores de edad el 15 de enero de 2006.

Eso significó que sus vacaciones de dos semanas en este país se convirtieron en 20 años en una prisión camboyana, algo que no puedes imaginarte y que debes pensar muy bien si incluyes en tus planes algo como lo que él quería. Las prisiones camboyanas son lugares grises y de muy pobres condiciones. Un año allí es como estar en el infierno.

Pero aún más terrible que ser convicto en una prisión camboyana, es saber que tus familiares y amigos, todo tu país, se da cuenta del lugar en el cual estás y por qué y entonces ellos también se averguenzan, simplemente porque ellos te conocían o creían conocerte, porque entonces se darán cuenta que estabas abusando de menores de edad, de niños que no pueden defenderse o tomar una decisión y es por eso que te detuvieron porque no hay excusas, porque es errado, no está bien hacer eso, porque no es un juego, porque abusaste no sólo de un niño, sino de un país pobre, en donde hay ignorancia, en donde los niños sufren mucho y a veces no les resulta fácil defenderse.

Pero si quieres venir a Camboya y tienes la intención de abusar de menores de edad, porque crees que este es un país pobre y corrupto, debemos advertirte que no es así. Que hay muchos que te estarán observando, a veces aquellos que ni siquiera piensas. Todo el país te estará observando, otros turistas te estarán observando y si ellos sospechan de que estás utilizando a un niño, ellos pueden llamar en Camboya al 023 997 919 a cualquier hora.

Por favor…

Ayúdanos a cuidar a nuestros niños. No les des dinero. Todos los niños que piden dinero en las calles camboyanas, son utilizados por adultos, son explotados. Ellos, los adultos, utilizan niños pequeños para pedir. Cuando sientes pesar y les das algún billete de dólar o un euro, este dinero no es para el niño, sino para un adulto que lo utiliza en juegos, vicios y que por lo general maltratan a los niños.

Si quieres ayudarles, en Camboya existen muchas organizaciones dedicadas a la protección de los niños, las mujeres, los minusválidos, los enfermos de sida… dale esa donación a ellos para que sigan trabajando en la protección de esos camboyanos y camboyanitos.

Si ves a un niño en peligro, no trates de ayudarlo personalmente. Puedes meterte en problemas graves. Llama al 023 997 919 y personas expertas sabrán qué hacer.

No prometas a los niños cosas como que vas a ayudarles. Hay muchas personas que han dicho eso y adultos irresponsables los utilizan para captar esas buenas intenciones para sus propios intereses. Para ello dicen mentiras. Busca alguna institución en la que los niños puedan ser ayudados.

No confundas…

Cuando visites organizaciones que ayudan o protegen niños, no tomes fotografías. No está permitido, no es ético, no está bien. Las fotos pueden ser utilizadas con mala intención.

Si vas al campo y ves niños que juegan desnudos, no tomes fotos de ellos. No está permitido. No los toques. No te aproveches de la inocencia de esta cultura.

En Camboya las personas del mismo sexo se toman de la mano y demuestran afectos de manera muy frecuente. No confundas: no es homosexualismo y no es una incitación. Los camboyanos no entienden la simbología occidental de la misma manera. Pregunta si tienes dudas. Si un joven camboyano te toma de la mano, sólo te está diciendo que confía en ti, que le caes bien, que quiere ser tu amigo… no tu amante o nada por el estilo.

No toques a nadie en Camboya en la cabeza. Guarda las distancias. Pregunta.

Los camboyanos ven mal cuando entras descamisado y en pantaloneta a lugares públicas como oficinas, salas de Internet, mercados… Ellos piensan que eres maleducado si haces eso.

12 pensamientos en “Proteger nuestros niños

  1. Gracias por los detalles, yo quiero ir pero de momentos tengo una mala economía . pues si voi es para ayuda humanitaria en reparación de escuelas rurales , y en hacer parques infantiles con pocos medios (( reciclaje )) ; tengo experiencia en ello, si conoces alguna O N G que necesite de mis servicios para ello, me lo comentas ;; y lo más y peor solo se hablar el español . sin más esperando contestación atentamente Ildefonso G T

    Me gusta

  2. Ha sido un gratísimo encuentro el de este blog tuyo de una tierra a cuyas gentes amé (como si fuera por ósomosis) en sólo unos días de estancia. Fue en mayo del 2010 y estuve porque fue el país elegido por mi empresa como premio a objetivos. Algo prosaico que para mí se convirtió en poesía y viaje interior.
    Su dignidad, su sencillez, su alegría y esa energía vital derramada en las calles que me recordaba lo que debió ser España en los 50 y 60, dejada algo atrás la miseria y la posguerra, esas ganas de vivir, de salir para adelante…
    Y la otra cara, desgraciadamente, a la que haces alusión. Al volver estuve buscando alguna forma de ayudar, de sentirme util de algún modo ante tanta impotencia. Mi objetivo es hacer muchísimo más (sobre todo en el tema de la pederastia), pero de momento tengo una niña apadrinada como símbolo de ayuda mutua. Encontré a la ONG Global Humanitaria, cuya labor y la forma de llevarla a cabo (aparte de que fui a conocer personalmente a la gente de Madrid) me gustó mucho.
    Ante todo, gracias. Estaré muy atenta a tu blog, que para mi será como una forma de estar allí.

    Me gusta

  3. Buen artículo destinado a la parte más debil de la sociedad camboyana, y un placer seguirte desde Siem Reap y conocer al primer español que empezó a contar la verdad de este país, espero que seamos mas cada día.

    Desde el Mundo Olvidado, Saludos

    Me gusta

    • Hola, Omar, eres Español?? joe que alegria me das, he estado en Siem Riep en febrero, y si todo va bien espero ir ahora en Junio, hacia el 14.. vives alli en Siem Riep. yo estare por Siem ,unos 20 dias. me encantaria poder quedar y conocerte he intercambiar opiniones… un fuerte abrazo, y que alegria me he llevado, aahh! como se de ti, mediante el blog del profesor Rodas.. un fuerte abrazo. esperando respuesta..

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s