Abhisit acepta ‘exploradores’, no ‘observadores’ en la frontera


Bangkok. El primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva, declaró hoy que un grupo de ‘exploradores’ indonesios serán autorizados a visitar siete sitios de la frontera, pero que no podrán ingresar al área en disputa, no podrán vestir uniformes y no serán llamados observadores. En una serie de medidas que parecen más un juego de palabras, Tailandia se mantiene firme en lo que considera la defensa de su territorialidad. Sin embargo, la declaración ha sido considerada sin duda un avance en las negociaciones en vías de terminar con el conflicto fronterizo por un territorio de 4.6 kilómetros alrededor del templo. El mandatario dijo que una vez terminen su trabajo los ‘exploradores’, el comité binacional de fronteras se reunirá y que si el resultado determina que Camboya retirará las tropas del área en disputa, entonces los observadores indonesios podrán hacerse presente en la frontera.

Un general tailandés con deseos de paz


Bangkok. El general Wichit Yathip se ofreció como una figura política que podría mediar en la solución al conflicto fronterizo con Camboya. ‘Quiero ver a los tailandeses y camboyanos amándose los unos a otros‘, dijo al Bangkok Post este fin de semana y reveló que espera que cualquier partido lo invite a unirse para trabajar en la solución del conflicto con Camboya, al que llamó país hermano. El general de 63 años fue cercano colaborador del exprimer ministro Chavalit Yongchaiyudh, el cual ha sido reconocido por su cercanía a los camboyanos. El mes pasado, Wichit renunció como presidente del partido Phu Thai. ‘El conflicto podría escalar en una eterna cadena de odios y nacionalismos‘, dijo al diario tailandés. Recordó también que como militar activo, las relaciones con Camboya fueron mejores. En un reciente encuentro con el primer ministro Abhisit Vejjajiva, el general le dijo que al inicio del conflicto, el premier jemer, Hun Sen, le había buscado yle propuso tres puntos de solución: primero, que ambas tropas se retiraran del área fronteriza del templo, segundo que monjes budistas de ambos países ocuparan la pagoda Keo Sikha Kiri Svara y tercero una administración conjunta del área en disputa. Wichit cree que Camboya mira con atención los próximos comicios electorales en Tailandia. ‘Si los demócratas regresan al poder, habrá más hostilidades, pero si el Phu Thai encabeza el gobierno, los diálogos serán preferiblemente calmados‘, pronosticó el militar.

Hun Sen y Abhisit se encontraron esta mañana


Los primeros ministros de Camboya, Hun Sen y Tailandia, Abhisit Vejjajiva, se encontraron la mañana de este domingo en Yakarta en el contexto de la XVIII cumbre de ASEAN. Los dos gobernantes dieron paso a su primera ronda bilateral de negociaciones desde que el 22 de abril sus ejércitos entraron en confrontaciones armadas en la frontera. El encuentro fue asistido por el presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, según reportó a la prensa el vocero del primer ministro de Tailandia, Panitan Wattanayakorn. El oficial tailandés dijo que el diálogo había sido muy positivo y que Abhisit había exhortado a Hun Sen a regresar a la mesa de negociasiones con el ánimo de terminar el conflicto de manera pacífica y evitar más hostilidades. Tailandia prefiere una negociación bilateral con Camboya, mientras que Phnom Penh pide un arbitrio internacional.

Hun Sen habló duro en ASEAN


Yakarta. El primer ministro de Camboya, Hun Sen, dirigió un fuerte discurso esta mañana a la asamblea de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, ASEAN, en el cual tocó el tema de los últimos enfrentamientos en la frontera con Tailandia. ‘Se hizo algo dramático, pero pienso que es la manera en que el primer ministro Hun Sen hace sus discursos‘, dijo a la prensa el vocero presidencial de las Filipinas, Ricky Carandang. Hun Sen acusó en Yakarta a Tailandia de comenzar los ataques. El primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva respondíó a los periodistas que habían tenido una discusión franca y que se necesitaba resolver el problema porque este podría afectar a la agenda de construcción de ASEAN. Aparate del conflicto con Camboya, Abhisit dijo que ASEAN no puede seguir utilizando su principio de no interferencia en la región. ‘Nos damos cuenta que para asegurar la paz y estabilidad en la región del oriente asiático, debemos asegurar precisamente eso‘, añadió el primer mandatario tailandés y concluyó que el organismo debe ser capaz de facilitar los foros de la diplomacia y el diálogo abierto para alcanzar sus ideales de paz. El ministro de asuntos exteriores de Indonesia, Marty Natalegawa, anunció que en su reunión ayer viernes con sus colegas de Tailandia y Camboya, se había llegado por fin a un acuerdo de ubicar observadores indonesianos en las fronteras para garantizar el cese al fuego. Por su parte, el ministro de asuntos exteriores de Camboya, Hor Namhong, dijo a la prensa que su país nunca va a aceptar la demanda de Bangkok de retirtar sus tropas del templo de Preah Vijía.

Refugiados regresan a medida que cesan hostilidades


A pesar de que el cese al fuego pactado por los dos comandantes militares la semana pasada no ha sido respetado, es cierto que la ferocidad de los ataques es menor y la artillería es lígera. La televisión camboyana mostró esta mañana centenares de familias jemeres que regresaban con sus cosas a sus parcelas, mientras que el gobierno del primer ministro tailandés Abhisit Vejjajiva confirmó a la opinión pública que lo mismo pasa en su territorio. Desde el 23 de abril ambos ejércitos se enfrentaron en la frontera que divide las provincias de Oddar Meanchey en Camboya y de Sarín en Tailandia, dejando hasta el momento la cifra de 19 personas muertas, entre ellas un civil tailandés.

La prensa sería responsable por suspensión de diálogos de paz


El miercoles pasado el ministro de defensa de Tailandia habría decidido hacer un viaje a Phnom Penh para discutir un cese al fuego, lo que había alzado esperanzas de paz y reconciliación entre ambos paises. Pero horas después dicha visita fue cancelada y Tailandia acusó a la prensa de ello. El coronel tailandés Sansern Kaewkamnerd le dijo a CNN que el ministro había decidido suspender el viaje después de que un diario local había concluido que Tailandia se había rendido. La conclusión fue repetida por algunos medios camboyanos. ‘El ministro pensó que si continuabamos con el viaje a Camboya (…) llevaría un mensaje errado a Camboya y a la comunidad internacional’. Por su parte, el premier camboyano, Hun Sen, llamó la atención al diario oficialista Deum Ampil News que habría sido el responsable de publicar semejante conclusión que bombardeó la intención de Bangkok de visitar Phnom Penh. ‘Ellos quieren hablar. Ellos quieren hacer el ambiente para un cese al fuego. No exageremos las cosas‘, dijo el primer mandatario. La prensa ha jugado un papel vital en el desarrollo del conflicto entre los dos paises y en numerosas ocasiones los líderes políticos se envían mensajes por los medios, algo que es visto como contraproducente por algunos observadores. Al mismo tiempo, algunos medios tanto en Camboya como en Tailandia, están alineados completamente con sus gobiernos, lo que contribuye a alzar los ánimos de los nacionalismos y perder en numerosas ocasiones el norte de la información objetiva.