Británico intenta destruir cajero ATM en Kompot


Kompot. Un ciudadano británico de nombre Paul Connor de 34 años de edad, fue detenido por la policía de Kompot cuando estaba en el acto de atacar el cajero ATM  del banco Acleda la noche del jueves. Según testigos, el hombre, que venía de una noche de bebidas, quiso sacar dinero del cajero para continuar, pero la tarjeta se atascó en la máquina, lo que le causó una gran ira, la cual desenfrenó en contra del inofensivo robot. Los vigilantes llamaron inmediatamente a la policía, la cual, cuando se trata de reportes en contra de extranjeros, actúa extraordinariamente rápido para poder obtener las debidas propinas en libras esterlinas, si es posible.

Connor el briton

Según uno de los foros para residentes extranjeros de Kompot, el hombre sería un viajero del tiempo, hijo del célebre John O’Connor quien lo envió en misión especial a destruir los cajeros ATM de Kompot antes del inicio del 2016. El nieto de Sara O’Connor, la misma que está pérdida en varios universos paralelos con su joven marido, el cual muere y no muere a voluntad, aseguró a las autoridades que los cajeros ATM de Kompot son en realidad el germen de Mátrix, la cual se recargaría en 2016 cuando el dólar caiga como un coco. Es perentoria la destrucción de los cajeros y él es el soldado del futuro elegido. Obviamente las autoridades de Camboya, mucho más expertas que el Agente Smith en este tipo de viajeros del tiempo, no le ha creído y lo tienen a la espera de un proceso por vandalismo.

Lea más sobre esta interesante noticia en The Phnom Penh Post.

Condenan español por muerte de británico


  • El británico, su amigo, murió por sobredosis, según la policía.
  • Escondió el cadáver en su apartamento por miedo, dice.
  • Estaba de ilegal en Camboya.
  • Juez lo condenó a diez años en prisión sin escuchar los argumentos de la policía.

En un juicio cuestionado por la misma policía, el español Ricardo Blundell Pérez de 40 años de edad, fue condenado a diez años de prisión por la muerte del británico John Peter Connel de 43 en Phnom Penh esta semana. Blundell ocultó el cadáver de Connel en su apartamento en el distrito de Daun Penh entre el 17 de julio y el 11 de agosto de 2013. Según testimonio del mismo Blundell, ambos se conocieron dos días antes de la muerte del británico y estuvieron bebiendo el día 17 de julio. A eso de las 3 de la tarde Blundell dejó a Connel solo y se fue con otro español. Una hora después regresó a su apartamento y encontró a Connel dormido sobre una silla. Momentos después se dio cuenta que el británico estaba muerto.

j

Ricardo Blundell Pérez de nacionalidad española, había perdido su pasaporte. Por temor a ser arrestado por permanencia ilegal en el país, ocultó el cadáver de su amigo británico John Peter Connel, quien murió por sobredosis según el forense, pero el juez lo condenó a diez años de prisión el 17 de diciembre por homicidio sin pruebas substanciales que lo prueben. El abogado apelará la sentencia. Foto Facebook. 

Sigue leyendo

Ex-funcionario británico sentenciado a 12 años por abuso infantil


Phnom Penh. Un ex-funcionario británico, Michael Julian Leach de 51 años de edad, fue sentenciado por la Corte Municipal de Phnom Penh a 12 años de prisión y a pagar 12 millones de rieles (tres mil dólares), al demostrarse que abusó sexualmente de tres niñas de edades comprendidas entre los 10 y los 15 años. Leach había sido consejero en telecomunicaciones del Departamento de Comercio de Londres antes de trasladarse a Phnom Penh en 2005. Su proceso es producto de operaciones conjuntas entre la policía nacional y la británica. A pesar del trabajo conjunto del gobierno y de ONGs para prevenir el abuso infantil, pedófilos llegan al país para aprovecharse de la situación de pobreza generalizada. Es necesario que existan normas más estrictas para evitar que personas con pasado judicial oscuro en otros países, ingresen a Camboya y se aprovechen de menores de edad.

Sentenciado británico in absentia por abuso de menor


Phnom Penh. Un británico que se encuentra actualmente fugitivo en Tailandia y que ha sido pedido en extradición, David John Fletcher, fue sentenciado in absetentia por un tribunal de Phnom Penh a diez años de prisión y a compensar a la víctima con 5 mil dólares por haber abusado de una adolescente de 17 años en dos ocasiones. Fletcher era dueño de un restaurante en el distrito de Daun Penh en donde llevó a cabo el crimen, según encontró el juez.