Primer ministro Hun Sen cena con los musulmanes camboyanos


Hun SenPhnom Penh. El primer ministro Hun Sen cenó con más de 1.200 musulmanes camboyanos al final del tiempo del Ramadán (Iftar) en Phnom Penh y es la primera vez que el líder camboyano realiza este acto que fue visto como positivo por las comunidades cham del país. “Esta es nuestra primera cena juntos y nos encontraremos así cada año desde ya”, anunció. La cena fue pagada en su totalidad por el gobierno y Hun Sen desmintió además un rumor en el cual se decía que musulmanes camboyanos se habrían unido a grupos extremistas islámicos en países como Siria e Irak. Para Othsman Hassan, líder espiritual de las comunidades musulmanas camboyanas, la presencia del primer ministro es una prueba de las atenciones del Estado hacia el grupo étnico. En Camboya hay cerca de 600 mil musulmanes de la etnia cham, un grupo que resale al antiguo y desaparecido Reino de Champa, extinto durante la expansión vietnamita. Los cham son de origen malasio.

El Islam en contra de los jemeres rojos


Una de esas rebeliones en contra del sangriento regimen de los jemeres rojos que no debe olvidarse es la de los musulmanes camboyanos, llamados aquí cham. Nos lo relata hoy en Asia Times Online el periodista Julie Massis. Como sabemos, la religión fue prohibida después de que grupo de Pol Pot se tomó definitivamente el poder en abril de 1975. Hoy una de las acusaciones que cursa en el Tribunal Internacional a los máximos líderes de los jemeres rojos sobrevivientes es precisamente el de genocidio en contra de la etnia camboyana cham. En septiembre de 1975, relata Massis, dos mil musulmanes camboyanos se enfrentaron a machete a las tropas de los jemeres rojos en la aldea Svay Khleang durante el sagrado mes de Ramadán cuando los militares intentaron arrestarlos porque iban a orar a sus mezquitas. Sigue leyendo