Laos construiría represa a pesar de oposición regional


El pez gato del Mekong, una especie endémica y en peligro de desaparecer, podría morir definitivamente si se construye la represa de Xayaburí, según denuncian organizaciones ambientalistas.

Sihanoukville. A pesar del requerimiento de países como Camboya, Tailandia y Vietnam de suspender las obras y hacer nuevos estudios y de las objeciones de organizaciones ambientalistas y de derechos humanos que ven un impacto negativo, el gobierno de Laos parece decidido a seguir con la construcción de una represa sobre el río Mekong en la región de Xayaburí. Al menos es lo que se puede deducir de una información fugada que el grupo de derechos humanos y medio ambiente, International River, denunció a los medios esta semana. [1] Ame Trandem, un funcionario de dicho grupo, dijo que el gobierno laosiano le había enviado un comunicado a la compañía constructora tailandesa Ch. Karnchang la luz verde para comenzar las construcciones de la represa, lo que violaría el acuerdo que Laos había firmado el 19 de abril pasado sobre suspender las obras hasta que un nuevo estudio de impacto ambiental fuera realizado y fuera aprobado por el grupo del Río Mekong, una entidad regional que reúne a los países con soberanía sobre la cuenca. Hasta el momento el gobierno laosiano no se ha pronunciado sobre la información, pero si resulta verídica, podría ocasionar una gran molestia internacional. La represa de Xayaburí es un ambicioso proyecto hidroeléctrico que convertiría a Laos, uno de los países más pobres del Extremo Oriente, en una potencia generadora de energía. Sigue leyendo