Deportado de Camboya


6383_arnold-schwarzenegger-screaming-total-recall-crazy-eyes

Conserva la calma en Camboya, especialmente frente a las autoridades. En Camboya gritar o mostrar enfado de manera pública es tenido como cosa de niños. No ayudará a tu caso. Lo mejor es sonreír, calmarse y seguir instrucciones. Cuando te vean calmado, te ayudarán más fácilmente de si les gritas.

       Camboya, como cualquier otro país, tiene el derecho de expulsar extranjeros de su territorio de manera legal. Las condiciones para expulsar a un extranjero están descritas en la Ley de Inmigración de 1994 y la regulación sobre extranjeros en Camboya está bajo el Ministerio del Interior.

       Todo visitantes o residente en el Reino de Camboya debe cumplir con la legislación nacional. Esta es una condición en todos los países del mundo, por lo tanto, si tienes que pagar una multa por una situación como la de permanecer en el país después de que tu visa expiró. No vengas con argumentos como “este es un país corrupto” si dejaste vencer tu visa y ahora tienes que pagar multas. En tu país existen sanciones similares e incluso más estrictas si un extranjero no sigue la reglamentación. Sigue leyendo

Camboya protesta por deportaciones tailandesas


La Junta Militar tailandesa que se tomó el poder en mayo y creó toda una crisis humanitaria al expulsar del país a casi 300 mil trabajadores camboyanos ilegales, intenta suavizar el impacto negativo que se ha creado en los medios y la protesta de diferentes organizaciones de derechos humanos y del gobierno camboyano. Phnom Penh protestó duramente lo que consideró una operación unilateral, inesperada e inhumana al crear una oleada de trabajadores camboyanos que fueron deportados en forma masiva hacia Camboya. El pasado viernes (27 de junio), la Junta invitó a la prensa camboyana a una conferencia en la provincia fronteriza de Sa Keo para explicar las razones del operativo. Al parecer los dictadores tailandeses son sensibles a los medios y buscan cambiar una imagen de régimen autoritario por el de un sistema que busca la paz y la concordia dentro y fuera del país, según insinúan. Más de 100 periodistas camboyanos atendieron el llamado de la Junta y la rueda de prensa fue dirigida por el gobernador de Sa Keo, Phakarathorn Tianchai, quien dijo que el gobierno quiere que los medios camboyanos sepan que no se trataba de una “represión a los inmigrantes ilegales” sino un propósito de reorganizar el sistema y vivir en paz. En la portada de The Cambodia Daily se ven algunos reporteros camboyanos tomándose fotos con militares tailandeses. Tanto Bangkok como Phnom Penh analizan la manera de facilitar que los trabajadores camboyanos regresen con todos los papeles en regla, lo que incluye una reducción de tarifas por ejemplo en lo que tiene que ver con el pasaporte y con permisos de trabajo, una razón que motiva a la ilegalidad, pues resultan costosos.