No habrá intercambio de ‘espías’


Phnom Penh. El primer ministro de Camboya, Hun Sen, declaró esta semana que Tailandia puede seguir con el juicio a tres hombres que fueron arrestados en la provincia tailandesa de Sisaket bajo cargos de espiar bases militares de ese país, mientras cuestionó la movida como un juego político tendiente a la liberación de dos activistas del partido de extrema derecha tailandesa que sirven sentencias en Camboya por espionaje. El premier previno además a los oficiales camboyanos que viajen al vecino país pues ‘las autoridades tailandesas podrían arrestarlos para presionar un intercambio por los dos activistas camisas amarrillas ahora detenidos en Camboya bajo espionaje’. Hun Sen dijo además que era ‘muy extraño’ que un país ‘emplee espías de diferentes nacionalidades’ en referencia a los tres hombres que Tailandia dice hacían operaciones de espionaje cerca de bases militares tailandesas. Los hombres son el tailandés Suchart Muhammad de 32 años, el camboyano Ung Kimtai de 43 y el vietnamita Nguyen Tengyang de 37. Pocas horas después del arresto de los tres hombres, el primer ministro de Tailandia hizo una declaración pública en la cual acusaba a Camboya de juego sucio, mientras el gobierno camboyano desmintió la acción y concluyó que todo era un montaje para justificar futuras agresiones en contra del país. ‘No abrá ningún intercambio’, concluyó Hun Sen, por su parte.

Elecciones en Tailandia no será aplazadas por conflicto


El conflicto fronterizo con Camboya no afectará las próximas elecciones en Bangkok, dijo hoy el viceprimer ministro tailandés Suthep Thaugsuban, según reportó la agencia de noticias china Xinhua. Añadió además que no es la intención de su país la de invadir ningún país, pero sí la de defender la soberanía nacional. Tailandia no va a cerrar los pasos de frontera entre ambos paises porque ello afectaría a la gente que vive en las regiones, dijo Thaugsuban. Elecciones en Tailandia están planeadas para fines de junio o principios de julio. Los comentarios del viceprimer ministro vienen después de rumores de posibles aplazamientos en los comisios debido a los enfrentamientos con Camboya.

Estados Unidos pide a Camboya y Tailandia el cese de hostilidades


Estados Unidos pidió ayer a Camboya y Tailandia de abstenerse de más hostilidades entre sus ejércitos, mientras que la secretaria de estado, Hillary Clinton, dijo que su gobierno se había comunicado directamente con Bangkok y Phnom Penh con la esperanza de reducir tensiones. El pasado viernes ambos ejércitos rompieron un cese de hostilidades que había durado dos meses entre la provincia camboyana de Oddar Meanchey y la tailandesa de Sarín. El incidente bélico ha causado el desplazamiento de centenares de familias campesinas a ambos lados de la frontera, la destrucción de infraestructuras, muertes y heridos. Estados Unidos declaró además que le da su apoyo a Indonesia en su papel de mediador. Yakarta es en la actualidad el presidente de ASEAN. Tailandia se opone a una veeduría internacional e insiste que el conflicto se debe resolver de manera bilateral. Sigue leyendo

Tailandia insiste en que no inició artillería


El coronel Sansern Kaewkamnerd, portavoz del ejército de Tailandia, dijo este sábado que las tropas de su país no iniciaron la artillería en contra de Camboya como aseguran los medios y que los soldados solo respondieron al fuego iniciado por las tropas jemeres. Cuatro soldados tailandeses murieron en los enfrentamientos del viernes, dijo Sansern, y uno este sábado. Tanto la población campesina del lado tailandés como jemer han sido evacuado de la zona. Las nuevas hostilidades rompen dos meses de cese al fuego entre los dos paises por diferendos limítrofes. Tailandia se ha negado a una veeduría internacional.

Más enfrentamientos en la frontera esta mañana


Los medios nacionales reportaron nuevos enfrentamientos militares con tropas tailandesas esta madrugada. Hacia las 6 y 15 de la mañana se escuchó la metralleta en el área del templo de Ta Mon Thom en la provincia noroccidental de Oddar Meanchey. El comandante de la Brigada 42 que custodia el área, Neak Vong, le dijo a la agencia china Xinhua por teléfono que las hostilidades entre ambos ejércitos habían comenzado. La agencia Xinhua dijo además que por el teléfono se escuchaba el ruido de ráfagas. El área de las nuevas hostilidades se encuentra a 150 kilómetros al occidente del templo de Preah Vijía. También esta área entre la provincia camboyana de Oddar Meanchey y la tailandesa de Surín tiene áreas en disputa. Ambos paises se acusan de comenzar el fuego que rompe un cese de hostilidades que duró dos meses y en los cuales hubo intensos diálogos en los que medió Indonesia. Tailandia se opone a la intervención de una tercera parte en las negociaciones, mientras Camboya insiste en una veeduría internacional.

Enfrentamientos en frontera con Tailandia


El Bangkok Post reportó que por lo menos cuatro militares tailandeses podrían haber muerto a causa de nuevos enfrentamientos con tropas camboyanas en el área fronteriza de Ta Kwai y Ta Muen. El sonido de rafagas de metralleta despertó a los vecinos de la aldea tailandesa de Santisuk a eso de las seis, hora local del viernes y evacuaron hacia Ta Luak. Hasta el momento no se conocen las causas de las nuevas agresiones militares entre ambos paises las cuales se presentaron a 200 kilómetros hacia el oeste del templo milenario de Preah Vijía. La zona en donde se presentaron los enfrentamientos corresponde a otros dos templos angkorianos. Por su parte, el ministerio de defensa de Camboya confirmó a los medios las nuevas agresiones y acusó a Tailandia de violar los principios de cese al fuego establecidos por el consejo de seguridad de las Naciones Unidas. El portavoz de la oficina del consejo de ministros jemer, Phay Siphan, dijo que las provocaciones militares vinieron de Tailandia. Siphan reportó que tropas siameses avanzaron hacia posiciones jemeres que se encuentran en el templo fronterizo de Ta Krabei y atacaron. Se trata del primer enfrentamiento después de más de dos meses. El último se registró entre el 4 y 7 de febrero en el área en disputa alrededor del templo de Preah Vijía.