Seis sindacalistas acusados de incitación


Seis obreros que participaban en una protesta cerca de la fábrica de calzados Wing Star en la Provincia de Kompong Speu fueron acusados formalmente por la corte de incitación este martes 7 de mayo. Según la corte, los seis hombres lideraron el bloque de la carretera para demandar mejores sueldos y mayores beneficios de su fábrica. Las autoridades también dijeron que un séptimo hombre está fugitivo, pero tampoco hicieron público el nombre de los acusados. El presidente de la Confederación Nacional de Camboya para la Protección Laboral, Sath Chheang Hour, aseguró a la prensa que cuatro de los arrestados son Pai Bora, Prom Bunthoeun, Noeun Khom y Sok Sok Huot de la Federación Sindicalista Poder de los Trabajadores Jemeres y los otros dos son Lor Sopheak y Chan Veasna de la Federación Sindicalista Camboya Solidaria. Sath Chheang Hour desminintió que los sindicalistas acusados hubiesen incitado a los obreros a bloquear la carretera y que eso le hicieron por propia iniciativa. Los sindicalistas sólo estaban allí recordándole sus derechos a los obreros, dijo.

Sobre la represión de la huelga


Algunas imágenes de la represión a obreros y a seguidores de la oposición y un lema que ironiza el aniversario del día de la liberación, 7 de enero, en el cual Camboya recuerda cuando tropas vietnamitas y desertores de los jemeres rojos se tomaron al país y derrocaron a Pol Pot. La leyenda dice: "Un 7 de enero, día de la liberación, vivido de esta manera".

Algunas imágenes de la represión a obreros y a seguidores de la oposición y un lema que ironiza el aniversario del día de la liberación, 7 de enero, en el cual Camboya recuerda cuando tropas vietnamitas y desertores de los jemeres rojos se tomaron al país y derrocaron a Pol Pot. La leyenda dice: “Un 7 de enero, día de la liberación, vivido de esta manera”.​ Foto cortesía anónimo publicada en Facebook.

Phnom Penh. La capital vive una calma general este viernes, ocho días después de que las fuerzas de seguridad llevaran a cabo una represión violenta de la huelga nacional de obreros que había iniciado el pasado 24 de diciembre. El viernes 3 de enero a las 9 y 30 de la mañana, miembros de la policía y grupos élites de seguridad, reaccionaron violentamente ante numerosos manifestantes en la zona industrial Canadia, sur de la ciudad. Si bien fuentes oficiales y grupos industriales aseguran que la policía fue desafiada por obreros armados con palos, piedras y bombas molotov, el alto comisionado para los derechos humanos de las Naciones Unidas, Rupert Colville, condenó la acción de las fuerzas de seguridad llamándola desproporcionada y exigiendo una investigación de los hechos que causaron cinco muertos y numerosos heridos.  Sigue leyendo