Una pequeña celebración de Navidad


Kompot.​ Un grupo de aproximadamente 150 personas atendieron la celebración de Navidad en la Iglesia Católica de Kompot ayer por la tarde. El padre Son, uno de los pocos sacerdotes católicos jemeres (la mayoría del clero en Camboya está conformado por extranjeros), subrayó la presencia de diez personas provenientes de países como Colombia, Japón, Inglaterra, Francia, Italia, Grecia y Vietnam. ‘Aún en nuestro pequeño grupo, el Señor nos da el signo de haber nacido hace dos mil años para toda la humanidad‘, dijo el presbítero en la homilía a un grupo de fieles que en su mayoría eran jóvenes. Sigue leyendo