Ofensiva en contra de extranjeros indocumentados


  • Arrestados vietnamitas que trabajan en tiendas de la capital sin permisos de trabajo, 16 sin pasaporte serán deportados.
  • El gobierno se preocupa del aumento de extranjeros indocumentados que trabajan en Camboya, mientras crece el desempleo. 
s

Obreros chinos reciben inspección de las autoridades de inmigración. Sus pasaportes fueron confiscados hasta que regularicen su estadía en el país. Foto cortesía Policía de Inmigración. 

Nom Penh. Las autoridades camboyanas han iniciado una intensiva campaña para detectar, arrestar y deportar extranjeros indocumentados en el país. Para ello la policía ha visitado fábricas y lugares frecuentados por extranjeros esta semana lo que ha dado como resultado multas y confiscación del pasaporte a 142 obreros de la construcción chinos y el arresto de 41 vietnamitas ilegales en la capital que trabajaban en tiendas. La ofensiva obedece a una campaña del gobierno de exigir que todo extranjero residente en Camboya y con empleo regularice su estadía con una visa de trabajo. Multas son por lo general de 500 mil rieles (125 dólares). La policía reportó además que de los 41 vietnamitas 25 tenían un pasaporte sin visa de trabajo y 16 no tenían pasaporte. Las autoridades expulsarán a los 25 pero tendrán la oportunidad de regresar al país después de que apliquen por la visa de trabajo desde su país, mientras que los 16 indocumentados serán deportados y no podrán regresar a Camboya.

El gobierno camboyano ha comenzado a preocuparse por el problema de la inmigración de extranjeros indocumentados que vienen a trabajar al país, entre ellos numerosas personas de países desarrollados como Europa o Australia, mientras que aumenta el desempleo en el país y muchos camboyanos no son aceptados en puestos de trabajo porque algunas empresas prefieren a los extranjeros.

Anuncios

Cuatro tailandeses condenados por muerte de inmigrantes


En 2008 un grupo de 121 personas procedentes de Birmania fueron introducidas de manera ilegal en Tailandia por traficantes humanos a trabajar en Phuket. El grupo fue encerrado en un contenedor para pescado con una dimensión de 12 metros cuadrados y que tenía bloqueado el sistema de ventilación. Como resultado, 54 personas perecieron sofocadas dentro del contenedor. Una de las víctimas dijo a la corte en Tailandia que a pesar de los gritos y golpes para hacer que el conductor detuviera el viaje, este hizo caso omiso. Por este razón, el juez encontró culpables a cuatro personas, quienes recibieron diferente número de años: el dueño del camión fue sentenciado a diez años de prisión, un segundo incriminado 9 y un tercero, dueño del bote en el cual llegaron los inmigrantes birmanos antes de ser ingresados en el contenedor, recibió 6 años de prisión. La cuarta acusada es una mujer que recibió tres años gracias a que cooperó con la corte. Tailandia atrae trabajadores de sus países vecinos que llegan al reino a buscar mejores oportunidades de empleo, pero que se convierten en víctimas de los traficantes de personas para los cuales estos no son otra cosa que un negocio, sin importarle su suerte.

Tailandia podría hacer deportación masiva de camboyanos


Las autoridades tailandesas podrían llevar a cabo una operación de deportaciones masivas de trabajadores ilegales en ese país si no cumplen con un plazo límite de regulación que afectaría a 1 millón 500 mil personas entre las cuales 160 mil proceden de Camboya. Bangkok extendió el plazo más allá del 14 de diciembre, pero dicho aplazamiento no permitirá que tantas personas normalicen su situación legal en el reino con tiempo.  Sigue leyendo

Mueren tres obreros camboyanos por accidente en Tailandia


Bangkok. Tres obreros camboyanos, entre ellos una mujer, murieron este jueves cuando una máquina de la compañía de caucho en la que trabajaban, la Chalong Usahakham, se desprendió e impactó en los tres, reportó la radio tailandesa. Los tres obreros fueron identificados como Sae Binh de 21 años, Jaa Sepeng de 26 y una mujer, Salee Sepeng, de 26. Los tres estaban legalizados en el país y trabajaban en el distrito de Channa, provincia meridional de Songkhla, a 760 kilómetros de Bangkok. La policía reportó que el accidente se debía a falta de cuidado y mantenimiento de la máquina. Tailandia es exportador principal de caucho y emplea para ello mano de obra extranjera, la cual cuenta con más de 2 millones de obreros extranjeros, entre ellos camboyanos laosianos y birmanos.

Fábrica construiría un muro para separar a obreros tailandeses de camboyanos


Chomburí, Tailandia. Una fábrica para el procesamiento de pollos fue objeto de una auténtica guerra campal entre sus obreros camboyanos y tailandeses el pasado 10 de julio. Aunque las versiones de la batalla son diferentes, parece que todo comenzó por una riña que pronto atrajo a la policía, la cual arrestó a tres camboyanos, pero parece no tomó acción contra los tailandeses implicados. El detalle atrajo la furia del personal de camboyanos los cuales encolerizados atacaron a la policía y destruyeron varios coches y equipos. La batalla finalizó con el arresto de otros tres camboyanos y el tailandés que fue señalado como el instigador, mientras otros camboyanos prometieron denunciar a otros por el mismo incidente. La fábrica prometió a la policía pagar por los daños y suspender a varios de los líderes de la riña, pero esta semana el Bangkok Post reportó que la fábrica, identificada como GFPT Nichirei, irá más allá de ello al planear la construcción de una pared dentro de sus instalaciones para separar a sus empleados de ambas naciones y evitar futuras riñas. Una nueva cortina de hierro…

Le pegó a su traductora


Phnom Penh. Un ciudadano iraní fue acusado formalmente el viernes pasado por una corte de la capital de haber golpeado a una mujer de 39 años, Srun Sony, que trabaja como traductora para el servicio jesuita de refugiados que es avalado por la ONU. Abdul Shakar golpeó a Sony en la mano y la pierna, pero dijo ante la corte que fue sin intención. El abogado de Shakar defendió a su cliente asegurando que éste tiene problemas mentales y mostró un reporte psicológico. La corte no aceptó el reporte médico porque estaba firmado por doctores sin licencia en el país. El veredicto será mañana y Sony pidió que el iraní reciba todo el peso de la justicia por maltratar a una mujer.