Sin Sisomouth, el rey de la canción camboyana


Sin Sisomouth, el rey de la canción camboyana

En 1976 desapareció el cantante más popular de la música camboyana bajo el sangriento régimen de los jemeres rojos. Hasta el presente no se sabe exactamente qué le sucedió a un artista que era amado por su pueblo y que ahora, después de años, vuelve a cantar y a ser rescatado del olvido. Escúcha este programa sobre el rey de la música camboyana:

https://www.box.com/s/f3byghhsv6m6zod6pe8o

Camboya envía película a los premios Oscars


Phnom Penh. Por primera vez en 18 años, Camboya enviará una producción cinematográfica nacional a la categoría de película extranjera de los premios Oscars. Se trata de Lost Loves (Amores perdidos) del director Chhay Borá, el primer productor independiente jemer y cuya cinta financió con sus propios ahorros. El tema se centra en el drama de una familia durante el sangriento régimen de Pol Pot y aunque el tema es bastante recurrente en la cinematografía camboyana de hoy, la película ha tenido una buena recepción en Camboya. Esperemos que nos dé una buena sorpresa en la celebre premiación de Hollywood.

Sentenciado Kaing Guek Eav a cadena perpetua este viernes


Phnom Penh. Quien fuera un dedicado profesor de matemática y se uniera a las guerrillas de los jemeres rojos en la década de los 60 persiguiendo un ideal socialista para su país, escuchó hoy la sentencia final de un tribunal: estará en prisión hasta el último día de su vida. Quizá la sentencia sea más benigna que las más de 15 mil sentencias de ejecución que Kaing Guek Eav, conocido como Duch, profirió mientras era director de una de las prisiones más infame del siglo XX y que hoy es uno de los museos del macabro más visitado por turistas en Phnom Penh: Tuol Sleng. El tribunal a los jemeres rojos rechazó la apelación de Duch y aumentó la sentencia inicial de 35 años (que se habían reducido casi en un 50% debido a su colaboración con el proceso y a que estuvo retenido por casi una década de manera irregular) a cadena perpetua. La televisión nacional registró los momentos de la sentencia y varios observadores, especialmente provenientes de grupos de víctimas de los jemeres rojos, expresaron por los medios nacionales su beneplácito. La primera sentencia de 35 años reducibles había causado el descontento en varios grupos de derechos humanos y observadores internacionales. Muchos de los asistentes a la audiencia final aplaudieron y silbaron de júbilo, contraviniendo las indicaciones de los jueces.  Otros observadores como la líder de la asociación de víctimas de los jemeres rojos, la señora Theary Seng, dijo a la prensa que la sentencia no era otra cosa que un intento de utilizar a Duch como el chivo expiatorio de los crímenes dirigidos por personajes más importantes dentro de la estructura del régimen homicida.

La ONU se mantiene con el juez Kasper


Phnom Penh. El enviado especial de las Naciones Unidas para los asuntos del tribunal a los jemeres rojos, David Scheffer, dijo a la prensa que la ONU no va a reemplazar al juez Kasper después de que el gobierno camboyano notificara su rechazo como co-juez de proceso. Las autoridades camboyanas han intentado con determinación que el tribunal no avance en las investigaciones de los casos 003 y 004 que involucraría a otros ex-jefes del sangriento régimen.

ONU dice que rechazo al juez Kasper viola el Acuerdo ONU-Camboya


Nueva York. El portavoz del Secretario General de las Naciones Unidas dijo en una declaración hecha pública en el portal oficial de dicha organización que el gobierno de Camboya había notificado a la Secretaría General la decisión de no nombrar al juez suizo Laurent Kasper-Ansermet como co-juez de instrucción en el tribunal a los máximos líderes sobrevivientes de los jemeres rojos. ‘Es un asunto de gran preocupación. La decisión es una violación del artículo 5, parágrafo 6 del Acuerdo entre las Naciones Unidas y el Real Gobierno de Camboya (…) en el cual se establece inequívocamente que en caso de haber una vacante o una necesidad de llenar el puesto del co-juez de instrucción, la persona seleccionada para este puesto debe ser el co-juez de instrucción en reserva‘ , dice el comunicado. Señala además el comunicado que el gobierno camboyano había señalado reservas de preocupación ética sobre la persona del juez Kasper en noviembre de 2011, pero las Naciones Unidas concluyeron que dichos señalamientos eran infundados y solicitó al Supremo Consejo de la Magistratura jemer proceder al nombramiento. Por lo pronto las Naciones Unidas apoyan al juez Kasper y le han solicitado al gobierno camboyano la aprobación del nombramiento. Un experto especial de las Naciones Unidas para asistir al tribunal a los jemeres rojos, llegaría este fin de semana a Camboya para discutir este nuevo debate.

Abogados de Noun Chea y Ieng Sary rechazan declaraciones de Hun Sen


Phnom Penh. Los abogados de los máximos líderes sobrevivientes del régimen de los jemeres rojos que enfrentan un juicio por genocidio y crímenes de guerra, exigieron esta semana al Tribunal mixto camboyano-ONU rechazar las declaraciones que el primer ministro Hun Sen diera en Vietnam la semana pasada y que fueron reportadas por un diario de ese país. Según dicho diario, el oficialista Thanh Nien, el premier jemer dijo: ‘He oído acerca de Noun Chea, un ex-líder de los jemeres rojos, mintiendo en la corte. Ellos no admiten sus errores y se van a acusar a otra gente, incluso dando a entender una invasión de los soldados vietnamitas. Es sólo su lógica, la defensa de los asesinos. Dicen eso para atenuar sus pecados. Si tuviesen la razón ¿por qué necesitamos un juicio internacional para ellos hoy por hoy? Todo el mundo sabe que en Camboya hubo un régimen genocida y nuestro país ha utilizado la ayuda global para establecer un proceso que castigue a los que cometieron los crímenes. No necesitamos responder a sus mentiras o defensa’, dijo Hun Sen en su visita a Vietnam, según reportó Thanh Nien. Por su parte los abogados de Nuon Chea y Ieng Sary dijeron: ‘Exigimos un rechazo oficial a dichas declaraciones que perjudican a nuestros clientes y violan los derechos a un juicio justo y pedimos al primer ministro de abstenerse de comentarios similares en el futuro’, concluyó Michael Pestman, abogado defensor de Nuon Chea, el llamado camarada número dos durante el régimen de los jemeres rojos.