Reducir la brecha digital en medio del temor a la censura


Niños de la provincia de Kep en el primer y único café Internet académico de Camboya en la escuela de aprendizaje Don Bosco Kep.

Niños de la provincia de Kep en el primer y único café Internet académico de Camboya en la escuela de aprendizaje Don Bosco Kep.

El número de usuarios de Internet en Camboya sube cada año en uno de los países con la mayor brecha digital de la región. Sin embargo, existe un temor a una posible campaña oficial de censura a través del tejido de una cuidadosa legislación, tal como se ha hecho con los medios tradicionales desde 2008 con leyes que incluyen tratados vagos que minan la libertad de expresión, como asegura Licadho, la organización para la defensa de los derechos humanos en Camboya. En este sentido, es comprensible que el anuncio de la primera ley oficial sobre los servicios de telecomunicaciones creen preocupaciones porque la nueva ley podría tener como objetivo el acallar las voces disidentes camboyanas en el ciberespacio. Una cosa es clara: el Internet ha llegado a tener una gran importancia en el desarrollo contemporáneo de Camboya, incluso en un país que ha sido visto como uno que pone obstáculos a la libertad de prensa y que al mismo tiempo posee el uso de Internet más libre de la región, aunque sus usuarios siguen siendo pocos. Sigue leyendo

Policía investiga militar en el caso de muerte de periodista


Ratanakiri. La reacción de las autoridades ha sido inmediata en el caso del asesinato del periodista Hang Serei Oudom del diario Vorakchum Khmer (Héroe Jemer), encontrado muerto a hachazos en su auto en esta provincia. El capitán An Bunheng fue arrestado a las 10:30 de la mañana en el comando de la policía militar, mientras investigadores del Ministerio del Interior se hicieron presentes para seguir el caso. La policía registró la casa del militar, informaron fuentes oficiales, mientras unas 10 personas están siendo interrogas, informó el jefe de la policía militar de la provincia Kim Reaksmey. La reacción de las autoridades es vista como un signo positivo en contra de la impunidad a pesar de la tragedia que enluta al periodismo nacional. Sigue leyendo

Suspenden gobernador por agredir a un periodista


Bagio, Filipinas. El gobernador de la provincia de Kalinga, al norte de las Filipinas, Jocel Baac, fue suspendido de sus funciones por el espacio de cuatro semanas por orden presidencial. El gobernador golpeó al periodista Jerome Tabanganay de la emisora local Radio DZRK Bagio en la cabeza con un micrófono al ser cuestionado por este sobre asuntos relacionados con juegos de azar ilegales y contrabando de madera en la región. El hecho atrajo la reacción inmediata del presidente de la República, el cual anunció que de repetirse algo así, espera tomar medidas más severas y ejemplares. El presidente Benigno Aquino III se reunió con el ministerio del interior y concluyeron que el gobernador Baac era culpable de conducta impropia de un servidor público, reveló el periódico nacional Sun Star. La suspensión del gobernador incluye la no retribución salarial por un mes.

Camboya, puesto 141 en libertad de prensa


El informe sobre libertad de prensa en el mundo para el 2010 preparado por la organización estadounidense Freedom House, situó al Reino de Camboya en el puesto 141 entre 196 paises, lo que significa un retroceso si se compara con el 2009 que estaba en la posición 134. Con respecto a la región Asia-Pacífico, Camboya obtuvo el puesto 30 entre 40 paises. Según el informe, el retroceso en el nivel de libertad de prensa del país sudeste asiático se debe en gran medida a un agresivo uso de una ley de desinformación y difamación en contra de los periodistas, así como a la reducción de medios de la oposición. El informe concluye entonces que Camboya no es un país con libertad de expresión. En marzo pasado una orden judicial ordenó la clausura del periódico de la oposición Khmer Machas Srok que había sugerido que funcionarios que trabajan con el viceprimer ministro de Camboya, Sok An, estaban relacionados con problemas de corrupción administrativa. Su director, el periodista Heng Chakra, ya había sufrido prisión bajo cargos de desinformación en 2009, pero recibió perdón real hace un año. El director del Instituto Camboyano de Estudios de Medios Masivos, Moeun Chhean Narridh, dijo ayer al Phnom Penh Post que le legislación de desinformación y difamación había sido utilizada de manera deliberada por algunos funcionarios para procesar periodistas y que era preciso crear un marco legal para salvaguardar el acceso a la información. En diciembre pasado el ministro de información, Khieu Kanharith, le dijo al Phnom Penh Post que el gobierno había finalizado un proyecto de ley que garantizaría la libertad de expresión en Camboya, pero sobre el mismo no se ha vuelto a hablar.

La prensa sería responsable por suspensión de diálogos de paz


El miercoles pasado el ministro de defensa de Tailandia habría decidido hacer un viaje a Phnom Penh para discutir un cese al fuego, lo que había alzado esperanzas de paz y reconciliación entre ambos paises. Pero horas después dicha visita fue cancelada y Tailandia acusó a la prensa de ello. El coronel tailandés Sansern Kaewkamnerd le dijo a CNN que el ministro había decidido suspender el viaje después de que un diario local había concluido que Tailandia se había rendido. La conclusión fue repetida por algunos medios camboyanos. ‘El ministro pensó que si continuabamos con el viaje a Camboya (…) llevaría un mensaje errado a Camboya y a la comunidad internacional’. Por su parte, el premier camboyano, Hun Sen, llamó la atención al diario oficialista Deum Ampil News que habría sido el responsable de publicar semejante conclusión que bombardeó la intención de Bangkok de visitar Phnom Penh. ‘Ellos quieren hablar. Ellos quieren hacer el ambiente para un cese al fuego. No exageremos las cosas‘, dijo el primer mandatario. La prensa ha jugado un papel vital en el desarrollo del conflicto entre los dos paises y en numerosas ocasiones los líderes políticos se envían mensajes por los medios, algo que es visto como contraproducente por algunos observadores. Al mismo tiempo, algunos medios tanto en Camboya como en Tailandia, están alineados completamente con sus gobiernos, lo que contribuye a alzar los ánimos de los nacionalismos y perder en numerosas ocasiones el norte de la información objetiva.

Hun Sen niega enfermedad terminal


El primer ministro de Camboya, Hun Sen, negó esta semana que tuviese una enfermedad terminal como reportó un bloggero de la oposición que fue repetido por un diario tailandés. Khmerization y KI Media, dos portales de la oposición que critican fuertemente a su gobierno y que incluso lo ridiculizan, habían publicado el pasado 16 de abril que el premier tenía cáncer de pulmón debido a que era un consagrado fumador. Los portales aseguraron que tenían ‘fuentes confiables’ consistentes en diplomáticos y personal del hospital en Pekín, pero no revelaron ningún nombre en concreto. Hun Sen llamó a los portales Camisas Amarillas, en referencia al partido ultraderechista tailandés y dijo ‘soy un fumador y no voy a morir antes que ustedes. Ustedes no fuman y van a morir primero‘ en una especia de conjuro a sus oponentes. El gobierno ha tomado una línea dura en Internet contra oponentes radicales y Khmerization y KI Media han sido bloqueados en Camboya.