Refugiados regresan a medida que cesan hostilidades


A pesar de que el cese al fuego pactado por los dos comandantes militares la semana pasada no ha sido respetado, es cierto que la ferocidad de los ataques es menor y la artillería es lígera. La televisión camboyana mostró esta mañana centenares de familias jemeres que regresaban con sus cosas a sus parcelas, mientras que el gobierno del primer ministro tailandés Abhisit Vejjajiva confirmó a la opinión pública que lo mismo pasa en su territorio. Desde el 23 de abril ambos ejércitos se enfrentaron en la frontera que divide las provincias de Oddar Meanchey en Camboya y de Sarín en Tailandia, dejando hasta el momento la cifra de 19 personas muertas, entre ellas un civil tailandés.

Anuncios

Camboya rechaza posiciones para observadores


Camboya rechazó los términos de referencia modificados por quinta vez y presentados por Indonesia para la ubicación de observadores internacionales que verifiquen el cese al fuego. El ministro de relaciones exteriores de Camboya, Hor Namhong, dijo que en este Tailandia había propuesto cuatro lugares, tres en su territorio y sólo uno en Camboya que estaría a 7 kilómetros de la frontera. Phnom Penh comunicará su rechazo a tal propuesta y presentará la suya que consiste en tres lugares en su territorio alrededor del templo.

Décimo día de combates


Este domingo marcó el décimo día de combates entre los ejércitos en al área de los templos de Ta Krabei y Ta Moan, a pesar del cese al fuego que habrían pactado el pasado viernes. Sin embargo, los militares no están utilizando artillería pesada esta vez y hoy no se han reportado muertes o heridos. Un gran número de familias campesinas a lado y lado de la frontera han tenido que salir del área.

Aumenta el número de desplazados por combates


El gobierno reportó ayer viernes que 11.200 personas de la parte camboyana habían huido de sus propiedas a causa de los enfrentamientos militares en la región de Oddar Meanchey, lo que lleva a un número total de 45,200. La población que habita en el área de frontera con Tailandia es en su mayoría campesina y pequeños comerciantes y tienen fuertes lazos de amistad e incluso familias con los tailandeses del otro lado de la frontera. Un radio de 18 kilómetros alrededor de los templos milenarios de Ta Moan y Ta Krabei han sido evacuados. La situación preocupa porque los refugiados van a necesitar una pronta asistencia humanitaria.

Noveno día de combates


Los ejércitos de Camboya y Tailandia registraron nuevos enfrentamientos este sábado por la mañana en inmediaciones del templo hinduista de Ta Krabei, reportó la agencia china Xinhua y el diario camboyano DAI News. El templo que se encuentra en la frontera entre las provincias camboyana de Oddar Meanchey y la tailandesa de Sarín, fue escenario del noveno día de hostilidades a pesar del anuncio de un cese al fuego. Las hostilidades comenzaron a las 4 horas y el subcomandante de la unidad de artillería jemer, Suos Sothea, acusó al ejército tailandés de iniciar los disparos que fueron con armamento menor. No existe un reporte de posibles muertes o heridos hasta el momento.

Séptimo día de hostilidades


Esta mañana del jueves marcó el séptimo día de los enfrentamientos militares en la frontera entre Camboya y Tailandia sin que ningún esfuerzo diplomático haya tenido éxito en detener las hostilidades que ya han cobrado la vida de más de 14 personas y generado desplazamientos masivos de campesinos. Las autoridades militares de ambos paises reportaron intercambio de artillería en el área de los templos hinduistas de Ta Moan y Ta Krabei entre la provincia camboyana de Oddar Meanchey y la tailandesa de Sarín. Los enfrentamientos comenzaron a las 3 horas y 50 minutos hora local. El subcomandante de artillería jemer, Suos Sothea, le dijo a la agencia china Xinhuo que los tailandeses comenzaron el ataque, pero que había sido continuo desde la noche anterior. La fuente camboyana acusó además al ejército tailandés de utilizar artillería pesada.