Último enfrentamiento sería malentendido, dice ejército jemer


Habría sido un malentendido del lado camboyano las hostilidades que se presentaron anoche y esta mañana después del cese al fuego firmado entre los comandantes de ambos ejércitos. Los ataques comenzaron a las 8 horas y 55 minutos en inmediaciones del templo de Ta Kwai que se encuentra en la frontera que separa a la provincia camboyana de Oddar Meanchey y la tailandesa de Sarín. No se utilizó artillería pesada esta vez, pero el incidente terminó con la muerte de un militar tailandés. La cercanía de ambas tropas, la tensa situación que hizo que cualquier rumor fuera entendido como una trampa y la falta de comunicaciones entre el ejército camboyano, pudieron ser las razones para que estos abrieran fuego. Los militares jemeres dieron un parte de disculpas a los tailandeses y prometieron que de su parte no volvería a suceder. Los militares a ambos lados de la frontera se muestran optimistas en que las cosas regresarán a la normalidad en los próximos días. Los enfrentamientos de los últimos 8 días fueron los más intensos en la cadena de incidentes fronterizos entre Camboya y Tailandia en los últimos años.

Tailandia insiste en que no inició artillería


El coronel Sansern Kaewkamnerd, portavoz del ejército de Tailandia, dijo este sábado que las tropas de su país no iniciaron la artillería en contra de Camboya como aseguran los medios y que los soldados solo respondieron al fuego iniciado por las tropas jemeres. Cuatro soldados tailandeses murieron en los enfrentamientos del viernes, dijo Sansern, y uno este sábado. Tanto la población campesina del lado tailandés como jemer han sido evacuado de la zona. Las nuevas hostilidades rompen dos meses de cese al fuego entre los dos paises por diferendos limítrofes. Tailandia se ha negado a una veeduría internacional.