Taxista colombiano podría ser ejecutado en China por narcotráfico


Harold Carillo Sánchez, un taxista colombiano arrestado en China por intentar introducir droga, podría ir al patíbulo. Pero ¿quién es la víctima? Su familia, entre ella tres hijos adolescentes, no han podido contactarlo.

Sihanoukville. Un taxista colombiano de 45 años, Harold Carrillo Sánchez, oriundo de la industrial ciudad de Santiago de Cali, oeste de Colombia, tiene dos años para apelar la sentencia de muerte frente a un tribunal de Pekín que lo condenó por narcotráfico, según reportó la Cancillería de Colombia este mes. Guillermo Álvarez sería el segundo colombiano condenado a muerte por el mismo delito, pero no se precisaron más detalles sobre el mismo. La Cancillería colombiana reportó además que las autoridades chinas tienen detenidos a 12 colombianos por narcotráfico, dos de los cuales fueron sentenciados a pena de muerte, cuatro a cadena perpetua, dos a 15 años de prisión y cuatro esperan sentencia.   Sigue leyendo

Caso de los hermanos Salleh a la Corte Suprema


Kuala Lumpur (Actualización nota del 15/05/2011 ‘Dos camboyanos podrían ser sentenciados a muerte en Malasia). Los hermanos Kadir y Arifin Salleh, oriundos de la provincia camboyana de Stung Treng tendrán que enfrentarse a la Corte Suprema el próximo 26 de junio para responder por la acusación del homicidio del capitán tailandés del barco en donde laboraban. Los dos hermanos dijeron que la muerte de Phat Phetpuk, cuando este cayó al mar durante la riña, no fue intencional. Los dos camboyanos, que podrían ser sentenciados a la horca, tienen representación legal, según comunicó la embajada de Camboya en la capital malasia en donde existe la pena de muerte.

Japonesa podría enfrentar pena de muerte en Malasia


Kuala Lumpur. Mariko Takeuchi, una enfermera japonesa de 36 años y que trabajaba en una clínica del distrito Shinjuku de Toquio, podría ser sentenciada a pena de muerte en Malasia si los jueces la encuentran responsable de haber ingresado al país con 3.5 gramos de metamfetamina el 31 de octubre de 2010. La enfermera tomó su propia defensa ante la corte, pero su abogada, Sallehuddin Saidin, dijo a la prensa que las posibilidades de que gane el caso son reducidas. La droga fue encontrada en un compartimento secreto de una maleta que Takeuchi dice era de un conocido. Ella viajaba de Dubai a Toquio y como el vuelo hacía tránsito en Kuala Lumpur, un colega, que ella llama Alex, le pidió por medio de su chofer en Dubai que le llevara la maleta. Takeuchi no conoce el nombre del chofer. La droga tenía un valor de 350 mil dólares en las calles.

Dos camboyanos podrían ser sentenciados a muerte en Malasia


Kuala Lumpur. Dos pescadores camboyanos podrían recibir la pena de muerte en Malasia si son hallados culpables de la muerte de Phat Phetpuk, el capitán tailandés del barco en el que trabajaban. Los hermanos Kadir Salleh y Arifin Salleh de la provincia de Stung Treng, fueron arrestados como sospechosos del asesinato de Phetpuk en marzo pasado cuando se encontraban en aguas de soberanía malasia. Los dos hermanos le dijeron a los oficiales de la embajada jemer en Kuala Lumpur que el capitán tailandés los había detenido contra su voluntad y que los esclavizaba, lo cual llevó a que Kadir Salleh llegara a una riña a manos con Phetpuk. Otros testigos de la riña dicen que entonces el hermano de Kadir, Arifin, consiguió una cuerda y logró inmovilizar a Phetpuk quien perdió el equilibrio y cayó al mar en donde murió ahogado. Los dos camboyanos negaron la acusación de asesinato. El próximo miércoles tendrá lugar una última audiencia y entonces se dictará sentencia que podría consistir en ahorcamiento según las leyes del país.