No estaba muerta…


Phnom Penh. Una mujer de 57 años de edad, Mom Kim Sein, quien dice haberse reconocido entre las fotos de prisioneras del Museo del Genocidio Tuol Sleng podría ser una de las sobrevivientes del infame centro de torturas y desmitificar la idea de que todas las personas que aparecen en las fotos fueron ejecutadas. La noticia fue reportada por Voces de América (VOA) y dice que una mujer de la provincia de Kompung Cham participó en un recorrido organizado por ECCC, el tribunal a los jemeres rojos, cuando la mujer dijo haberse reconocido entre las fotos de prisioneros. Dom Sovannaron, portavoz de ECCC confirmó el evento y dijo a VOA que Mom Kim Sein es una testigo de las atrocidades del régimen. La mujer estuvo confinada y torturada en otra prisión codificada como S-24 (Tuol Sleng era S-21) y dijo que le tomaron la foto cuando la llevaron a dicha prisión, que hoy es Prey Sar. Dijo también que los prisioneros eran torturados, obligados a trabajar y recibían poca alimentación. El evento podría motivar a una esperanzadora tarea de buscar más sobrevivientes del infame régimen de torturas y ejecuciones que prevaleció entre 1975 y 1979.

Duch, la primera sentencia a un jemer rojo


Phnom Penh. Las primeras noticias salieron antes del mediodía del lunes 27 de julio del tribunal mixto ONU-Camboya sobre la sentencia a Kaing Guek Eav, conocido por su nombre de guerra como Duch. Se dijo que este sería condenado a 35 años por crimenes de guerra cometidos durante el regimen de los jemeres rojos (1975 – 1979) y muy especialmente por su papel como director del centro de torturas S-21 o Santebal después de 1976 y hasta que huyó del lugar el 7 de enero de 1979 tras la invasión de los vietnamitas. Sigue leyendo

Pol Pot ordenó la ejecusión de cuatro extranjeros


duch in court april 2009Phnom Penh. El juicio a Kaing Guek Eav, conocido como Duch y quien fuera el director de la temible prisión Tuol Sleng para juzgar “enemigos del regimen”, confesó que Pol Pot habría ordenado la muerte de cuatro extranjeros que fueron capturados cuando pescaban en aguas camboyanas. Sigue leyendo

Muerte en Tuol Sleng


Cambodia y el mundo están atentos a los testimonios de Kang Guekauv en un tribunal que se debate entre rumores de corrupción, discusiones políticas, responsabilidades históricas y mucho más. Quien crea que la influencia de los jemeres rojos murió con Pol Pot y la decandencia de sus líderes, se equivoca. Ellos siguen alterando la historia a su manera, vivos o muertos. Ellos y sus muertos, seguirán rondando la historia, acusando y siendo acusados.

Pero la figura de todos es definitivamente Kang Guekauv, conocido como Duch, el director del infame centro de detención, tortura y ejecusión conocido para los altos mandos del regimen jemer rojo como S-21, pero también como Tuol Sleng o Santibal. Como quiera que se llame, una cosa era cierta: entrar allí era literalmente entrar al infierno de Dante y Duch era el rey de dicho infierno. Sigue leyendo

Justicia, mejor tarde que nunca


duch

Duch visto por Haro (colombiapassport.com).

Mejor tarde que nunca” es la frase de esta semana, una frase popular que adquiere todo su sentido de frente al largamente esperado juicio a los jemeres rojos. Esta semana fuimos testigos de como el que fuera un excelente maestro de escuela, llegó a ser un perverso torturador: Duch. Su conversión al cristianismo es posiblemente uno de los motivantes que le han hecho ponerse totalmente en manos de la justicia y la historia. Que sea este un modelo a seguir en muchos países del mundo en donde reina la impunidad y la indiferencia al dolor de las víctimas.

Juicio a director de S-21


Duch en el Tribunal de Camboya con sus dos abogados, el francés François Roux y el camboyano Kar Savuth. Foto Chor Sokounthea/AFP/Getty Images.

Duch en el Tribunal de Camboya con sus dos abogados, el francés François Roux y el camboyano Kar Savuth. Foto Chor Sokounthea/AFP/Getty Images.

Por qué es importante un juicio a Kang Guekauv

Sihanoukville | CamEs. Para muchos camboyanos que vieron por televisión las escenas de la primera audiencia del juicio a Kang Guekauv, conocido dentro de los jemeres rojos como Duch, se quedó grabado la expresión “Somtou” repetida varias veces que traduce “lo siento, lo siento. Ese detalle trae a colasión una multitud de aspectos que van de lo político a lo religioso, de lo cultural a lo histórico… Pero en especial hace tambalear a la razón: se trata del juzgar a un anciano que pide perdón y reconoce sus crimenes por las acciones de su juventud en la cual fue uno de los moustros humanos del siglo XX. Pero ¿por qué importa tanto este juicio? Sigue leyendo