Marcha budista binacional por la paz durante el Visak Buchía


Sa Kheo, Tailandia – Banteay Meanchey, Camboya. Promovida por el líder e intelectual budista tailandés Sulak Sivaraksa, un grupo de monjes de la provincia de Sa Kheo en Tailandia y de la provincia de Banteay Meanchey en Camboya, realizaron ayer una marcha por la paz entre los dos países en el denominado peregrinaje del Dhamma Yatra. La actividad se enmarca además en las celebraciones del Visaka Buchía que recuerda el nacimiento, la iluminación y la muerte del Buda que, según la tradición, sucedieron en el mismo mes y día. El grupo tailandés partió de la pagoda Mai Sai en el distrito de Aranyaprathet, mientras que sus colegas camboyanos salieron de la pagoda del distrito de O’Chrov, para encontrarse en el puente internacional, denominado también puente de la amistad tailandesa-camboyana. La marcha consistió en oraciones y se prendieron velas por la unidad y la paz. Otras actividades continuarán en la pagoda Mai Sai en Tailandia hasta este miércoles. Camboya y Tailandia se encuentran entre los países más budistas del mundo y ambos comparten la misma escuela del budismo teravada o de los vehículos inferiores. La Unión Dhamma Yatra nace como un esfuerzo binacional para promover la paz y la amistad entre ambos pueblos.

Persecusión policial de ilegales termina en accidente


Sa Kheo (Tailandia). La persecusión que la policía tailandesa hizo de un camión que llevaba camboyanos ilegales el pasado 11 de mayo terminó en un accidente cuando el vehículo se volcó en la carretera de la provincia oriental tailandesa de Sa Kheo, fronteriza con Camboya. Cuatro mujeres y cuatro hombres, todos camboyanos, terminaron en el hospital, pero no hubo muertes. El general Lo Mithoná, subdirector camboyano de las relaciones fronterizas entre Camboya y Tailandia, dijo a la prensa que las víctimas habían sido llevadas dentro del territorio tailandés por redes de traficantes de personas para que trabajaran en el país. Un caso similar ocurrió el 24 de abril cuando presuntamente la policía tailandesa abrió fuego contra un vehículo que también introducía ilegales en Tailandia y causó su volcamiento. En el incidente murieron 6 personas.