Tailandia da alerta médica en frontera


El ministerio de la salud pública del Reino de Tailandia dio alerta médica en la frontera entre las provincias de Sarín y Oddar Meanchey en donde los ejércitos tailandés y camboyano iniciaron hostilidades el pasado viernes 23 de abril. Médicos y personal de la salud deben estar al servicio las 24 horas para auxiliar personas heridas por los ataques militares, dijo el ministro tailandés Jurin Laksanawist. Hospitales de la provincia de Sarón en Kap Choeng, Buachet y Phanom Dong Rak deben estar listos para atender cualquier emergencia y la asistencia médica a los desplazados que en la parte tailandesa contaban un número de 6 mil personas para el pasado sábado.

El lunes en guerra de palabras


Después de un fin de semana de enfrentamientos entre los ejércitos de ambos paises en la frontera, Bangkok y Phnom Penh amanecieron esta mañana del lunes en un enfrentamiento de palabras, acusaciones y negaciones. Camboya acusa al ejército tailandés de iniciar hostigamientos la madrugada del viernes en el área de los templos angkorianos de Ta Moan y Ta Krabey entre la provincia camboyana de Oddar Meanchey y la tailandesa de Sarín. Camboya acusa además que el ejército tailandés utilizó armas sofisticadas, violación del espacio áereo y gases venenosos en los enfrentamientos. Bangkok niega todas estas acusaciones y declara que fue el ejército camboyano el que inició los ataques y que Phnom Penh tiene como intención presionar a Tailandia para que acepte una veeduría internacional. ‘No caeremos en la trampa de Camboya de acrecentar el problema para después concluir que este no puede ser resuelto de manera bilateral‘, dijo el primer ministro tailandés Abhisit Vejjajiva para seguir la posición que los altos mandos militares de su país ya habían sugerido. Abhisit había dicho el sábado que los enfrentamientos se habían originado por la ‘proximidad de ambos ejércitos‘.

Tailandia insiste en que no inició artillería


El coronel Sansern Kaewkamnerd, portavoz del ejército de Tailandia, dijo este sábado que las tropas de su país no iniciaron la artillería en contra de Camboya como aseguran los medios y que los soldados solo respondieron al fuego iniciado por las tropas jemeres. Cuatro soldados tailandeses murieron en los enfrentamientos del viernes, dijo Sansern, y uno este sábado. Tanto la población campesina del lado tailandés como jemer han sido evacuado de la zona. Las nuevas hostilidades rompen dos meses de cese al fuego entre los dos paises por diferendos limítrofes. Tailandia se ha negado a una veeduría internacional.

1.420 familias evacúan zona de hostilidades


Los enfrentamientos en el área fronteriza de los templos de Ta Mon Thom y Ta Krabey en la provincia noroccidental de Oddar Meanchey continuaron este sábado y obligaron a la evacuación de 1.420 familias hacia el distrito de Samrong, en la vecina provincia de Banteay Meanchey, informaron fuentes oficiales en las últimas horas. El vice-presidente del Comité Nacional de Desastres de Camboya, Nhim Vandá, dijo en el reporte a eso de las 16:00, hora local, que los enfrentamientos continuaban y que se habían preparado refugios para los campesinos que habitan la zona. Diferentes medios tanto en Camboya como en Tailandia han reportado muerte de soldados y heridos en ambos bandos, pero no hay un reporte oficial de los mismos. Propiedad civil ha sufrido daños y se reportan crateres dejados por la artillería tailandesa. El ministro de defensa de Camboya ha condenado los ‘repetidos y deliberados actos de agresión en contra de Camboya‘ por parte del ejército de Tailandia, mientras los ánimos nacionalistas se alientan en el país. El ministerio denunció que Tailandia utiliza armas pesadas como DK 85 y 105 mm con gases venenosos y vuelos militares de reconocimiento que violan el espacio aéreo del país.