Proyecto hidroeléctrico para Stung Treng


Stung Treng. La compañía eléctrica EVN International declaró esta semana a autoridades locales su plan de compensación y reubicación de los residentes que viven en las cercanías del nuevo proyecto hidroeléctrico y el establecimiento de un grupo de trabajo para ello que será liderado por el gobierno camboyano. EVN International es una empresa subsidiario de la compañía vietnamita del mismo nombre y el proyecto es realizado con la participación del Real Grupo de Camboya. La hidroeléctrica estará localizada en el distrito de Sesán y tendrá una capacidad de 400 megavatios con cinco plantas de turbinas. El costo de la construcción se estima en 800 millones de dólares y comenzará en octubre. En la actualidad Camboya importa electricidad de países como Vietnam y Tailandia, mientras se planea la construcción de infraestructuras para la generación de energía.

Caso de los hermanos Salleh a la Corte Suprema


Kuala Lumpur (Actualización nota del 15/05/2011 ‘Dos camboyanos podrían ser sentenciados a muerte en Malasia). Los hermanos Kadir y Arifin Salleh, oriundos de la provincia camboyana de Stung Treng tendrán que enfrentarse a la Corte Suprema el próximo 26 de junio para responder por la acusación del homicidio del capitán tailandés del barco en donde laboraban. Los dos hermanos dijeron que la muerte de Phat Phetpuk, cuando este cayó al mar durante la riña, no fue intencional. Los dos camboyanos, que podrían ser sentenciados a la horca, tienen representación legal, según comunicó la embajada de Camboya en la capital malasia en donde existe la pena de muerte.

Dos camboyanos podrían ser sentenciados a muerte en Malasia


Kuala Lumpur. Dos pescadores camboyanos podrían recibir la pena de muerte en Malasia si son hallados culpables de la muerte de Phat Phetpuk, el capitán tailandés del barco en el que trabajaban. Los hermanos Kadir Salleh y Arifin Salleh de la provincia de Stung Treng, fueron arrestados como sospechosos del asesinato de Phetpuk en marzo pasado cuando se encontraban en aguas de soberanía malasia. Los dos hermanos le dijeron a los oficiales de la embajada jemer en Kuala Lumpur que el capitán tailandés los había detenido contra su voluntad y que los esclavizaba, lo cual llevó a que Kadir Salleh llegara a una riña a manos con Phetpuk. Otros testigos de la riña dicen que entonces el hermano de Kadir, Arifin, consiguió una cuerda y logró inmovilizar a Phetpuk quien perdió el equilibrio y cayó al mar en donde murió ahogado. Los dos camboyanos negaron la acusación de asesinato. El próximo miércoles tendrá lugar una última audiencia y entonces se dictará sentencia que podría consistir en ahorcamiento según las leyes del país.