Misterioso objeto espacial que cayó en frontera con Tailandia sería restos de satélite


Bangkok. El objeto espacial que cayó sobre la aldea Srisaket en la provincia tailandesa de Sisaket, cerca de la frontera con Camboya y que causó el pánico de los aldeanos, no sería otra cosa que los restos de un satélite, probablemente de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, ASEAN, según declaró el general Yutthasak Sasiprapa, ministro de defensa de ese país. El pasado jueves 22 de diciembre, el objeto cayó sobre un campo de cultivos deshabitado y causó un gran estruendo. Los aldeanos creyeron que se habían reiniciado hostilidades entre los ejércitos de ambos países. La primera inspección de la policía tailandesa concluyó que podría ser un avión no identificado. Los ejércitos de Camboya y Tailandia declararon que no hubo fuego de artillería. La fuerza aérea tailandesa declaró que ningún avión había sido derribado por violar la soberanía del país, además porque no es política tailandesa disparar, sino hacer primero advertencias. El general Sasiprapa confirmó entonces que se trata de un satélite, mientras que las investigaciones continúan para esclarecer su origen. El satélite no explotó o se incendió al ingresar en la atmósfera.

Camboyanos oran por la paz en Preah Vijía


Bun Rany, la esposa del primer ministro de Camboya, Hun Sen, enciende una vela en la ceremonia budista por la paz llamada Krong Pealy, en el tempo Vijía, localizado en la cima del Monte Dang Reak, a 245 kilómetros al norte de Phnom Penh. La ceremonia fue realizada este 1 de agosto de 2008.

REUTERS/Chor Sokunthea

De acuerdo al periódico tailandés Phuchatkan, la foto muestra claramente cómo “la señora de la magia camboyana, Bun Rany Hun Sen, realiza actos mágicos para debilitar la fuerza tailandesa. En realidad se trata de una manifestación de paz dentro del complejo del Templo. Sigue leyendo

Crisis diplomática tai-jemer


Video de Aljazeera sobre la crisis tai-jemer. Reportaje de Marta Ortigas el 17 de julio de 2008. Traducción de Albeiro Rodas.

Manifestaciones de ira cerca de Preah Vijía, el antiguo templo situado en el centro de la frontera entre Camboya y Tailandia. Pero esta es la parte tailandesa y la batalla es entre los mismos tailandeses. Sigue leyendo

Pendientes de mediación de la ONU


En una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el diferendo entre Camboya y Tailandia por un terreno de menos de 4.6 kilómetros cuadrados alrededor del complejo arqueológico de Preh Vijía, Francia y Vietnam manifestaron temores de que la situación pueda llegar a choques militares.

El embajador de Francia ante la ONU, Jean-Maurice Ripert, dijo a la prensa que el Consejo de Seguridad está discutiendo la solicitud camboyana de que esta tome en su manos el problema, cuya respuesta debería ser dada este jueves. Sigue leyendo

ONU mediaría en la crisis tai-jemer


La propuesta viene más del lado camboyano, pero ha sido tomada en serio, aunque Tailandia no quiere saber de ello, sino que prefiere diálogos directos. Pero el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas analiza la situación que creó la crisis entre las dos naciones del sudeste asiático. Por su parte, ASEAN, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático y de la cual Tailandia tiene en la actualidad la presidencia, declinó en ser mediadora en la disputa cuando Bangkok se negó a dar esa vía como una solución a la crisis tai-jemer.

El diferendo es por un área vecina al complejo arqueológico de Preah Vijía, declarado el mes pasado como patrimonio de la humanidad por la UNESCO y del cual Camboya ejerce soberanía. El área en cambio fue dejada por la Corte Internacional de 1962 como materia de negociación entre ambos países. Tailandia ejerció desde entonces presencia en dicha área mientras Camboya estuvo enfrascada en largos conflictos bélicos que explotaron en 1970. Con el actual periodo de reconstrucción nacional de Camboya, el tema vuelve al terreno y Tailandia considera que dicha área le pertenece, un terreno que tiene menos de tres kilómetros cuadrados.

Campesinos abandonan tierras en la frontera


La situación entre Tailandia y Camboya parece ir para largo y ya se empiezan a pagar las consecuencias. Los campesinos que viven en el área la han empezado a abandonar ante la presencia de tropas militares en ambos lados de la frontera y la construcción de estructuras que parecen preparar cualquier tipo de agresión. Las puertas internacionales entre ambos países fueron cerradas, lo que empieza a afectar obviamente el comcercio binacional.
El jefe de una de las aldeas camboyanas afectadas dijo a la agencia china Xinhua que la gente empezó a tener miedo cuando vio las tropas de ambas naciones en la frontera alrededor del templo de Vijía y dentro de la pagoda Keo Sikha Svara, a tan solo 300 metros del templo. Los campesinos tienen miedo de que se presente una confrontación armada en el lugar.