Más muertes por rayos


Kompung Cham. Otras tres personas resultaron muertas la semana pasada por rayos, lo que significa un total de 103 muertos por el fenómeno natural en Camboya durante el 2011, según el departamento nacional de desastres. Un muchacho de 17 años, Va Sodkdet, murió electrocutado en el distrito de Tbong Khmum en Kompung Cham a las 4:30 de la tarde. Según las autoridades de Tbong Khmum, con Sodkdet son ya seis los muertos en esa región. Las otras dos víctimas de tormentas eléctricas son los hermanos Phien Sopheak de 20 años y Phien Phantib de 12 del distrito de Sangke en Battambang. Hacia las 3 de la tarde del domingo fueron alcanzados por la descarga eléctrica y murieron al instante.

Siete personas más mueren por rayos


Pursat, Battambang y Kompung Cham. Otras siete personas fueron reportadas muertes debido a descargas eléctricas el pasado fin de semana, según fuentes oficiales. Con ellas ya son 55 las personas, en su mayoría campesinos, que mueren en lo que va del 2011 por el lamentable fenómeno natural. El domingo pasado, en la comuna de Ansar Chambak, provincia de Pursat, una mujer de 41 años de edad, su esposo y dos hijas, murieron cuando recibieron un rayo en la plantación de arroz. En la comuna de Sna Ansa, en cambio, una niña de 13 años murió cuando buscaba refugio en el campo de patatas. En la provincia de Battambang, una mujer de 30 años y un niño de 10, murieron en casos separados por rayos. Tres personas más fueron reportadas muertas por la misma causa en Kompung Cham, según el reporte del Comité Nacional de Desastres.

Muertes por descargas eléctricas


Phnom Penh. Al menos 40 personas han sido reportadas muertas por relámpagos en lo que va del 2011 según el Cambodia Daily. Cada año los campesinos se encuentran a merced del fenómeno natural que causa muertes y heridos, a pesar de campañas de prevención. Las dos últimas muertes se presentaron el fin de semana pasado cuando una mujer de Pursat, Sam Sambok de 43 años, fue alcanzada por un relámpago en una constructora, según reportó la policía. La mujer murió instantáneamente. La otra víctima mortal fue un muchacho de 14 años, Un Heang, que llevaba una vaca a casa cuando fue sorprendido por una tormenta eléctrica en el distrito de Baray, provincia de Kompung Thom. Los campesinos adolecen de sistemas que puedan prevenirlos de este tipo de fenómenos.