Organización de víctimas confronta tribunal a los jemeres rojos


Phnom Penh. Una organización de sobrevivientes del régimen de los jemeres rojos que tiene sede en Estados Unidos, hizo una fuerte declaración en contra del tribunal mixto internacional que procesa a los máximos dirigentes por haber cerrado el denominado y controvertido tercer caso en contra del requerimiento del fiscal británico Andrew Cayley. ASRIC dijo que de esa manera el tribunal – que está conformado por jueces elegidos por la ONU y jueces camboyanos – había fallado en su misión de llevar justicia a las víctimas. El tribunal incluso ordenó a Cayley que debía retractarse de sus afirmaciones de que el tercer caso había sido cerrado sin una investigación apropiada. Es la primera vez que el tribunal es confrontado de manera abierta en su rol de llevar justicia. El gobierno camboyano había dicho que el tribunal debía limitarse a seguir el proceso sólo contra los máximos dirigentes que sobreviven y que procesar a otras personas, que podrían ser diez, aunque el tribunal ha mantenido la reserva, podría llevar el país a una guerra civil.

Ieng Sary pidió ser liberado


Phnom Penh. Quien figurara como el ministro de asuntos exteriores del regimen de los jemeres rojos ente 1975 y 1979 y que ahora enfrenta cargos por crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, Ieng Sary, pidió en la audiciencia del miércoles pasado ante la corte internacional de Phnom Penh, que fuera liberado bajo fianza. Michael Kamavas, abogado del octagenario ex-jemer rojo dijo que su cliente no representa un peligro social y que no tendría tampoco ni la oportunidad ni la intención de huir del país. El juez concluyó que debido a la gravedad de las acusaciones, no era posible dejarlo en libertad.