Muere el pintor de Tuol Sleng


Phnom Penh. La muerte sorprendió al principio de esta semana al célebre pintor camboyano, Vann Nath, de 65 años, quien era uno de los pocos sobrevivientes del cruel centro de torturas de los jemeres rojos conocido como S-21, Tuol Sleng o Santibal. Vann Nath se había dedicado a pintar las escenas que testimonió en sus meses como prisionero de los jemeres rojos y sus obras se convirtieron en un icono de la crueldad del régimen extremista que hizo desparecer a un millón 700 mil personas entre 1975 y 1979. Su profesión de artista le salvó la vida, pues Duch, el director del centro de torturas y ejecuciones, ordenó por escrito que lo preservaran para que pudiera pintar a los líderes del régimen. Una de las obras es precisamente un retrato de Pol Pot, joven y sonriente, sentado sobre una colina que después de la caída del regimen Vann Nath repintó reemplazando la colina por un montículo de cráneos. Sigue leyendo